Crear redes es algo fundamental en cualquier búsqueda de trabajo y oportunidades de negocio, sin embargo hay que tener cuidado y actuar de forma adecuada, sobre todo las personas que no saben usar las redes para conseguir un empleo o una oportunidad de negocios ya que puede ser desesperante, incómodo y no llegar a concretar los objetivos.

Por ello, conocer algunas pautas puede ayudarte a mantener bajo control los miedos al enfrentarte en situaciones con gente muy bien conectada. En Wall Street Journal, hacen una serie de recomendaciones sobre el comportamiento que vale la pena conocer:

– Hay que tener una sólida introducción. Las primeras impresiones son las que más cuentan. Hay que cuidar toda la apariencia y en especial la vestimenta y tratar que la actitud sea lo mejor posible antes de presentarse a alguien.

Si se encuentra en un evento de redes, preste mucha atención a los grupos de personas que se han formado. Únase a la gente que están allí por sí mismas o a grupos de dos o tres personas cuyas posiciones le provean una entrada para unirse a la conversación. Preséntese indicando claramente su nombre y haga contacto visual mientras estrechas las manos de los presentes. Asegúrese que su apretón ni es exagerado ni débil. Si alguien le ha referido, no olvide colocar el nombre de la persona que le recomendó en el asunto del mail.

– No confunda a la gente con su introducción. Nadie tiene que escuchar su historial de trabajo completo al conocerte. Si alguien le pide que les cuente acerca de usted, su explicación de principio a fin no debe tomar más de 1 minuto.

La mayoría de las personas, comienzan recitando su currículo vitae en orden cronológico inverso, en lugar de eso comienza con lo que quieres hacer, su destino, y a continuación una historia muy breve que conecte los puntos.

Comparta lo que es relevante, no lo último que ha hecho. La última cosa que usted ha estado haciendo no debería estar relacionado con lo que quiere hacer.

– No cuente una historia triste. No importa cuán difícil le esté yendo, es importante que de una imagen positiva sobre sí mismo cuando esté haciendo nuevas conexiones.

Los empleadores o inversores potenciales odian hacer negocios o simplemente hablar con gente que se queja o que está de mal humor. Quieren gente con buena actitud, enérgica y entusiasta, no a las personas que se sienten felices con simplemente a conseguir un trabajo.

–  Pase más tiempo escuchando que hablando. Al igual que en el mundo de las citas, dedique más tiempo a escuchar y a entender a la persona delante de usted que de hablar de sí mismo. Una vez que haya entendido realmente lo que impulsa a esta persona, entonces puedes presentarse y contar su propia historia de una manera que mejor se adapte a sus necesidades específicas. Escuchar atentamente al otro es una de las mejores maneras de formar una relación más profunda con alguien.

– Evite ser socialmente torpe. Hay una línea fina entre ser amable y torpe. Evite hablar de cosas que hagan sentir a la gente incomoda. Evite que la lástima sea la base de una relación. Si usted tiene una situación particular evite hablar de manera directa sobre el tema. No explique ni aclare situaciones que no son de la incumbencia de quien le escucha.

No olvide mantener algunas construcciones sociales normales, como mirar directamente a los ojos de su interlocutor y mantener una distancia prudente de la gente con la que habla.

– No abuse de la bienvenida. Ni se tome demasiado tiempo con la persona que le introduce en el grupo. Es importantísimo que usted entienda cuando se le acaba el tiempo. Aprenda a circular.

– Entrega tu tarjeta de visita, no el currículo. Entregar currículos no solicitados, con o sin conexión, es un error fatal. No solicite a extraños un empleo o una oportunidad de trabajo. En vez de eso tome nota de que puntos fueron de interés de las personas con las que conversó y luego podrá usarlos en otros encuentros o contactos.

Haga seguimiento. La regla de oro de las redes, es que una vez que usted ha plantado la semilla de una nueva relación, debe mantenerla. Si se trata de una referencia comercial, laboral o profesional, póngase en contacto 1 día después y hágale saber lo bien que la pasó en el encuentro.

Las personas que han hablado con usted y que le proporcionan conexiones u orientación merecen su agradecimiento. Agradezca de igual forma a la persona que le ha recomendado a usted y manténgala informada. La gente odia, que una vez que ha recomendado a alguien, no saber qué ha pasado.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Plan para ser un emprendedor de éxito

Aunque en la vida del emprendedor hay mucha incertidumbres, bien merece la pena poder alcanzar nuestro éxito.