Una de las secuelas de la recesión del 2009, fue un aumento considerable del número de personas que se atrevieron a iniciar su propio negocio, aunque fuera pequeño. Y es que cuando la gente se encontró sin trabajo y además en un entorno económico muy hostil, estos pequeños negocios comenzaron a proliferar por todas partes, aportaron soluciones y en cierta forma reactivaron la economía. La economía se fue recuperando lentamente, pero la realidad económica actual nos ha llevado a volver a ver la desaceleración y la recesión.

Por ello, si estas preocupado por la duración a largo plazo de tu puesto de trabajo, y quieres hacer algo de cara al futuro, podemos plantearnos la creación de un negocio propio. Es cierto que hay un montón de factores que pueden hacer de tu negocio una unidad fuerte, como la determinación y la perseverancia, pero la idea es definir algunas características que nos permitan tener éxito con una idea de negocio en tiempos de crisis y con poca experiencia.

Para empezar, hay que tener claro la proporción del trabajo y la cantidad de capital necesario. Dado que los proceso laboriosos de trabajo y de alta intensidad requieren un amplio capital inicial, este tipo de ideas de negocios pueden no ser adecuados para los pequeños empresarios con poca experiencia y poco capital para poner en riesgo.

Lo ideal es crear un tipo de negocio que genere nuestro propio autoempleo sin grandes infraestructuras y capital inicial. Aquí es donde las ideas de negocios relacionadas con la prestación de servicios se lleva todas las de ganar.

Servicios de limpieza: Una empresa de servicios de limpiezas es una buena idea de negocio para una persona que pueda disfrutar con la idea de ofrecer un servicio de limpieza de calidad para oficinas, establecimientos comerciales y hasta hogares. Un servicio de limpieza puede ser una fuente constante de ingresos, suponiendo que no haya una alta competencia. De lo contrario habría que invertir más en publicidad y mermar nuestras ganancias. Pero también es verdad, que un trabajo bien hecho y de calidad, rara vez pasan desapercibidos, y la publicidad  boca a boca puede ser tu mejor aliado.

Servicios de mudanza: Servicios de mudanzas baratos son muy buscados por personas que se desplazan de una ciudad a otra y que son incapaces de lidiar con el trabajo pesado de traslado de muebles y/o enceres. Este negocio tiene muchas posibilidades de expandirse según la demanda e ir creciendo poco a poco.

Servicios para la tercera edad: La tercera edad suele ser una parte de mercado con enormes posibilidades, muchas veces estas necesidades se ven desatendidas familiares bien sea por falta de tiempo y esto puede ser una gran oportunidad para desarrollar ideas de negocios relacionadas con este sector. Esto puede pasar por servicios de enfermería y cuidado, comida a domicilio, trámites, recados, ayuda a la movilidad, entre otras.

Servicios de pintura interior y exterior: Este tipo de negocio tradicional ha existido por años y siempre es una alternativa rentable que puedes iniciar con poco capital. Es además un tipo de negocio que puedes llevar a tiempo parcial y según los contratos que tengas. Ya sea por estética, renovación, o por limpieza, muchos necesitan pintar sus casas, y no a todos les gusta la idea de subirse a una escalera, o a un andamio y lidiar con pintura, y es allí donde puedes ofrecer tus servicios de pintura.

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.