miedo al fracaso

Alguna vez hemos tenido el sueño de convertirnos en empresarios y montar un negocio propio, pero también es verdad que este sueño se convierte en pesadilla cuando pensamos en enfrentarnos a los miedos y temores que se nos plantean y la incapacidad para superarlos. Independientemente de cuan maravillosa o prometedora es nuestra idea para montar un negocio propio, no lograremos hacer nada si no logramos encontrar la fuerza y el empuje necesarios para superar estos 6 miedos y temores al montar un negocio propio:

1. Miedo al fracaso y al riesgo:


Si realmente quieres hacer algo importante tienes que ser capaz de superar el miedo a correr riesgos y el miedo al fracaso. La gran mayoría de los empresarios exitosos coinciden en que no hay otra forma de salir adelante si en un momento dado no tomamos algún riesgo.

Y es que con el riesgo pueden venir mayores y más beneficiosas recompensas. Estamos acostumbrados a ver el riesgo como una cosa negativa, y no como algo que forma parte importante dentro del mundo de los negocios. En lugar de evitar el riesgo y ocultarnos de él, debemos entender los riesgos, asumirlos de forma normal y tomar medidas para

En lugar de evitar y ocultar a sí mismo de él, usted debe entender y tomar medidas para disminuirlo y minimizarlo.

De la mano del riesgo puede venir el fracaso, sí es cierto, pero el fracaso se nos puede presentar como una gran oportunidad. Ser empresario y montar un negocio propio va ligado a la posibilidad de fracasar.

2. Miedo «al qué dirán»:

El mundo está lleno de gente que literalmente disfruta de los fracasos de los demás. Tener miedo «al qué dirán» puede suponer un gran obstáculo y falta de seguridad en nosotros mismos para poder lograr nuestros objetivos.

En este pequeño fragmento de una de las escenas de la película En busca de la felicidad protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden lo expresa muy bien:

Siempre nos enfrentaremos a muchas críticas por parte de nuestros amigos y de personas allegadas, por lo que es necesario que creamos en nosotros mismos y en nuestros objetivos, sino nuestras posibilidades de triunfar se verán truncadas.

3. Miedo a tomar las decisiones equivocadas:

Uno de los miedos más comunes es la de tomar las decisiones equivocadas.

Uno de los ejemplos más comunes de esta situación es que muchas personas que quieren ser empresarios y montar un negocio propio tiene un trabajo a jornada completa y les invade el temor de que si renuncian a su trabajo estable e intentan labrarse un futuro puedan arrepentirse.

Si te encuentras en una situación similar y quieres superar ese miedo a tomar una decición equivocada, sabrás que hay formas de superar esto y tener más confianza. Y una de esas formas es estudiar más tu idea de negocio, investigando el mercado más a fondo, evalúa la rentabilidad de tu negocio, habla con tus mentores y otros empresarios de éxito, prueba tu producto en grupos reducidos y crea un buen plan de negocios para darte mejor confianza y desarrollar de forma adecuada tu negocio.

4. Miedo a no tener la experiencia y/o conocimientos suficientes:

montar un negocio propio

El miedo a la inexperiencia o a la ignorancia es algo común y una de las primeras cosas a las que se enfrentan los primeros empresarios. Pero la experiencia es cuestión de práctica y tiempo y como dicen: La mejor forma de aprender algo es haciéndolo, y esto es una gran verdad.

Muchísimos empresarios que ahora tienen éxito han superado esta barrea educativa y de experiencia. Y es que tener la experiencia, la formación adecuada o una carrera universitaria no es un requisito previo necesario para iniciar un negocio. Sin embargo, tener una oportunidad de desarrollar un negocio, tener el empuje, voluntad y convicción de tus ideas te harán llegar más lejos que cualquier formación o carrera.

5. Miedo a la ruina financiera:

La incertidumbre económica es un miedo normal que ataca a todos los empresarios. Y es normal ya que se necesita mucha determinación para apostar nuestros ahorros y calidad de vida para perseguir nuestro sueño de ser empresario.

La gran mayoría de las pequeñas empresas se inician con los ahorros personales de sus creadores. Así que disipa este miedo evitando contraer grandes deudas y gestiona de forma correcta ese pequeño capital al principio.

Puedes limitar esta incertidumbre por medio de la preparación. Un plan de negocios hecho a conciencia, informes de gestión, informes detallados de gastos y unas elaboradas previsiones de ventas te ayudarán a saber exactamente dónde está tu negocio y que dirección debes tomar para mantenerte en la senda financiera adecuada.

6.Temor a perder el tiempo:

Empezar un negocio propio requiere de mucho tiempo y trabajo duro si realmente quieres tener opciones de éxito. Es necesario conocer y admitir con anterioridad el tiempo que nos tomará en nuestras vidas el hecho de enfrentarnos al «día a día» de nuestro negocio.

Nuestro negocio nos consumirá mucho tiempo y atención de la familia, amigos y otros placeres. Trata de conseguir aspectos de tu negocio que puedan ser posible delegar en otros y tratar de gestionar de forma correcta el tiempo y de ser más productivos. Busca formas de hacer más manejable y autosuficiente tu negocio para reducir tu carga de trabajo y así tener más tiempo para tu familia y amigos.

La realidad es que debemos estar preparado para el trabajo duro y exigente. La perseverancia es clave y aprovechar cada oportunidad que se te presente. La motivación es la clave.

 

También te puede gustar

Trabajar como Auxiliar de Jardín de Infancia

Estar al cuidado de los niños es una tarea muy apasionante y sobre todo ver el desarrollo que va desde la infancia a la adolescencia es un privilegio muy enriquecedor, es por ello que conseguir trabajo como Auxiliar de Jardín de Infancia puede ser una opción para aquellas personas que quieran trabajar en el cuidado de los niños y les apasione.