Rate this post

negocio posible

Para comenzar un negocio como emprendedores, lo primero que necesitamos es una idea, decidir qué vamos a ofrecer en nuestra empresa y asumir que podemos ofrecerlo con garantías para que el cliente pueda interesarse por ello. Si ya hemos encontrado la idea y estamos dispuestos a comenzar con nuestro propio negocio, se nos plantearán una serie de problemas que debemos solventar. El primero de ellos es ¿qué necesitamos para comenzar nuestro negocio? Comenzar con una empresa desde cero no es sencillo, ya que necesitaremos llevar a cabo determinados trámites para hacer que todo sea legal desde el principio.

En muchas ocasiones, estos trámites son los que echan para atrás a muchas personas a la hora de comenzar una aventura empresarial. Sin embargo, con un poco de ayuda, los podemos solventar en poco tiempo. A raíz de la situación tan dramática que se está viviendo con el empleo en nuestro país, el gobierno trata de poner las cosas más fáciles a los emprendedores, y así los trámites se han simplificado y agilizado a la hora de crear nuevas empresas en menos tiempo, para darle la oportunidad al emprendedor de centrarse desde el principio en lo que importa: su idea de negocio. A pesar de esos esfuerzos, en España se tarda más del doble que en otros países europeos en realizar estos trámites, lo que no ayuda mucho.

Y es que hay muchos tipos de trámites a realizar para crear un negocio. Algunos son obligatorios a todas las empresas, sin importar el tipo de negocio del que se trate. Y luego también están los trámites específicos según el tipo de empresa que hayamos creados. Nosotros nos centraremos en los primeros, en los trámites obligatorios y comunes.

Tramites obligatorios para cualquier empresa

plan de negocio

Estos trámites que describimos a continuación son comunes y obligatorios para todo aquel que quiera comenzar una empresa, sea del tipo que sea.

  • Administración de Hacienda: Lo primero que debemos hacer es rellenar la declaración previa al inicio de operaciones, así como el alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas)  y en el IVA, declaración censal de inicio de actividad y obtención del CIF, nuestro número de referencia empresarial, que se nos pedirá en muchos otros trámites posteriores.
  • Registro Mercantil: Si fundamos una empresa con el interés de tener más trabajadores a nuestro cargo, es decir, no siendo autónomos, debemos inscribirnos en el registro mercantil como una sociedad.
  • Tesorería General de la Seguridad Social: Acudiremos aquí para darnos de alta en la Seguridad Social como autónomos, en caso de serlo, o para dar de alta a la propia empresa que hayamos fundado y a sus trabajadores, en el caso de tenerlos.

Si nuestra actividad se realiza en un local dedicado a la empresa, ya sea una oficina, un taller, etc… debemos también obtener una licencia de apertura del local para la actividad que deseemos desarrollar, ya que es ilegal mantener un local determinado para el desarrollo de nuestro negocio sin los pertinentes permisos. Esto no cuenta para aquellas personas que trabajen como autónomos desde casa, siempre y cuando no venda sus productos directamente al público.

tengo un local y no se que negocio poner

Necesitaremos sacarnos nuestra licencia de apertura de negocio aunque en ese local ya hayan existido otras empresas, ya que esta licencia es intransferible. Son los ayuntamientos los encargados de expedir este tipo de licencias. Si solo queremos abrir una pequeña oficina para atender al público no será demasiado complicado realizar este trámite. Los requisitos aumentarán en el caso de que nuestra actividad pueda causar molestias a los vecinos, como ruido, polvo, etc… o necesitemos medidas especiales para el desarrollo de la misma, como inspecciones de sanidad para bares, restaurantes, peluquerías…

Por supuesto, dependiendo del tipo de negocio que montemos y sobre todo, del local, necesitaremos también otro tipo de permisos, como la licencia de obra, en caso de estar levantándolo nosotros mismos, medidas de higiene, insonorización, plan contra incendios… Este suele pedirse en locales más grandes, normalmente discotecas, salas de conciertos, pubs… Hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de elegir el local para nuestro negocio, ya que sin alguno de ellos es posible que no se nos permite realizar la actividad que deseamos por falta de los pertinentes permisos.

Como decimos, España es uno de los países en los que más se tarda en obtener este tipo de permisos para sacar adelante una empresa. Así pues, para que no nos pille desprevenidos, anticiparemos la petición de estos permisos y licencias lo más que podamos, intentando evitar así que puedan suponer una traba de tiempo a la hora de comenzar con nuestra actividad. Se recomienda hacerlo con la pertinente antelación ya que pueden tardar semanas o incluso meses, dependiendo del flujo de trabajo que tenga cada administración. Lo importante es no desesperarse y planear muy bien los primeros pasos de nuestra empresa.

También te puede gustar

Los mejores empleos para trabajar sin estudios universitarios

Consigue el trabajo ideal sin estudios universitarios