3 (60%) 8 votes

La comunicación tiene su propia terminología e innovaciones. Muy molesto es, por cierto, que necesitemos americanizar cualquier termino para describir nuestro trabajo (comunity college, freelance, email, brain storm y así sucesivamente). Sin embargo, poco se innova con los nombres de las ocupaciones, a lo sumo una ‘2.0’ anexa al final, y ya está: tenemos un nuevo trabajo para llevar a cabo.

El término es nuevo, pero trae en una mezcla de descripción para ‘desarrollar contenido, relaciones públicas y medios sociales’. Desde entonces, el nombre se adapta a su misión al nuevo mercado.

La profesión es una tendencia en Estados Unidos y abarca un poco más de lo mencionado anteriormente. Es importante tener en cuenta que el Community Manager no es solamente alguien que mantiene las redes sociales y que trabaja desde su casa, es la cara de una empresa y hacen que la gestión de la comunicación en todas las direcciones.

Es todavía un papel típico para los profesionales 2.0 incorporando herramientas en línea y crear relaciones, contribuyendo así a construir la marca de una compañía (online y offline). Mira algunas de las responsabilidades:

-Crear contenido: blog posts, artículos, boletines, materiales de comunicación interna, material para los lanzamientos de las redes sociales;
-Social Media Marketing: crear, gestionar y crecer la empresa a través de redes sociales.
-Planear eventos: fomentar la participación de empresarios en eventos locales y organizar reuniones de nuevas de la empresa.
-Manejo de la oficina de prensa: gestionar las solicitudes de los periodistas a agendas, fomentar las relaciones con los medios de comunicación y crear, ejecutar y medir las campañas de los medios de comunicación.
-Relación con el cliente: atención al cliente, respondiendo a preguntas que se pueden alcanzar y administrar foros de discusión de estas empresas.
-Estrategia de marketing: responsable de la creación de planes de marketing/comunicación estratégica para proporcionar la dirección para la empresa.
Analista: utiliza Google Analytics y otras herramientas de medición para proporcionar informes de métricas y buscar continuamente formas de mejorar estos indicadores a través de pruebas y nuevas iniciativas.
-Desarrollo de negocios: dependiendo de la determinación de su contratista, el Community Manager también puede ser responsable de ventas y desarrollo de negocios.

A menudo, y precisamente por esta razón se busca contratar sólo periodistas con experiencia en entornos de oficinas o agencias. Pero la experiencia demuestra que lo más importante es la proactividad. Más allá de eso, otras cosas son muy importantes para quienes quieren ser muy bueno como Community Manager o en cualquier otra profesión de medios de comunicación.

Las características que debe tener un Comunity Manager son:

-Personalidad: Despierto, asertivo, no demasiado tímido: saliente. Ser un ‘ Community Manager ‘ implica aparecer en eventos y hacer que te presenten a extraños;
-Buena redacción: ayuda de un texto bien escrito, desde la creación de contenido;
-Experiencia en redes sociales: usando las redes sociales una vez al mes es no tener experiencia. Dominar los idiomas usados por lo menos en Twitter y Facebook y aprender a usar WordPress;
-Interés en su sector: leer sobre lo último de su mercado, investigar a la competencia. Este es su negocio;
-Buen trabajador: habilidades que se aplican en cualquier parte: gestión, capacidad de multitarea, inteligencia – son algo más pronunciadas aquí, desde la gestión proviene de las más diversas áreas. Ah y trabajo bajo presión. Ella existe.
-Conocer mucho la cultura de la empresa: en las pequeñas empresas es aún más importante; la persona tiene que llevarse bien con los compañeros de trabajo y sobre todo, comprender lo que prefiere el gerente en la metodología de trabajo. Ningún lugar es igual a otro.
-Capacitación: tener al menos un grado académico además de la experiencia como una base de conocimientos para todo su trabajo y demuestra que no es alguien que se estanca, sino que se especializa en cosas nuevas.

El Analista de Community Manager, Social Networking, Redes Sociales, Periodista 2.0, Asistentes, Manejador de Contenidos y todos los demás términos que puedes encontrar para las profesiones 2.0, debe ser una persona multitarea, ya que es esencial para el mercado cambiante de hoy en día.

Habilidades de un Community Manager:

Una carga que va en aumento con la llegada de cada vez más perfiles de compañía en las redes sociales es el community manager. A menudo los clientes en la búsqueda de entender más acerca de este perfil profesional bien piden consejos sobre cómo contratarlos.

Algunas claves de las competencias más importantes que deben tener todos los managers de redes sociales:

– Afinidad con la marca:
Administrar las redes sociales de una marca sin crear en ella una identificación de seguro que generará problemas en el futuro. ¿Cómo alguien que no juega video juegos puede entender la relación que tienen los jugadores con una franquicia de juegos o la ansiedad que tienen antes de un lanzamiento de un juego en sí? Si no “se siente” lo que mueve a los fans y a los seguidores de la marca una oportunidad de conectarse, participar no tiene sentido accionar ante el público objetivo.

– Flexibilidad y capacidad para hacer frente a lo impredecible:
Un día se lanza un producto con un nuevo contenido, fotos y vídeos para generar interacciones, ganando muchos likes y RTs y ver los índices de participación en el canal de Youtube. Un fallo del producto o servicio inundará las redes con quejas y las respuestas deben ser precisas y llenas de compromisos, conocer los aspectos jurídicos y comunicados de prensa, aprobados por el área de la empresa.

– Capacidad de navegar en las tendencias sin perder el tiempo o perder la mano:
Es un nuevo meme, un palo, un pedazo de noticias: todo puede convertirse en un post, un chiste, una frase de impacto. No conectar con lo que la gente hace en el momento es casi unaa sentencia de muerte en el mercado para un Community Manager. También hay la capacidad de entender las tendencias y aplicarlas tan hábil con las marcas y productos para no lastimar las marcas, público objetivo, etc.

– Simpatía, pase lo que pase:
Uno de los mayores desafíos para lidiar con audiencia en redes sociales es no perder la calma en situaciones extremas: Felicitaciones o quejas. Enviar sonrisas y más sonrisas a aquellas personas que hablan todo el tiempo en los mensajes y tweets o regañar al usuario que posteó repetidas denuncias por días consecutivos son ambos comportamientos dañinos. La famosa regla de oro debe recordarse aquí “tratar a los seguidores de las redes sociales como quisiera ser tratado por alguna marca que sigues”.

– Visión de negocio:
No es porque estás preparando un tweet a tus consumidores que el Community Manager debe concentrarse en este negocio: números de la empresa son buenos, muy bien! ¿Necesita mejorar las ventas? Tienes que pensar acerca de las redes sociales cómo puede ayudar a revertir esta situación. Ver que el trabajo por separado de la vida y la salud de la empresa es el primer paso para crear canales sociales que no sobreviva en el largo plazo.

– Ojo en el mercado y sobre la competencia:
Las marcas que tienen canales con un número significativo de fans y seguidores tienden a pecar por exceso de confianza, es decir, no analizan la competencia tan a fondo y pueden – de repente – ver su reinado amenazado por acción o por algunos competidores. El orgullo y exceso de confianza no coinciden con la gestión de redes sociales.

– Atención a todas las fechas:
¿Día de la naturaleza? ¿Aniversario de la inauguración de una unidad de la empresa? ¿La Navidad? ¿Pascua? Muchas de estas fechas pueden convertirse en oportunidades de activación de marca potente ya que el contenido tiene sentido para el producto o servicio. Pensar por adelantado en cómo activar ciertas fechas puede dar en las redes sociales ventaja sobre otros competidores.

– Innovación en las venas:
“Quién va ganando tiempo se mueve” es un pensamiento que no se puede pasar por la cabeza de un community manager. Fotografías, texto y activaciones en las redes sociales y repetidas hasta la extenuación terminan con el encantamiento y la participación de los usuarios. Siempre hacer una auto evaluación, buscar retroalimentación de los fans y seguidores es mirar de manera diferente el diario trabajo y garantiza que los canales son organismos vivos y en constante evolución.

¿Dónde estudiar el curso de Community Manager?

Las instituciones que dan este tipo de cursos son variados y se pueden realizar online o semi presencial. Algunos de ellos son: Universitat Oberta de Catalunya, Online Business School, Fundación UNED y IM Digital Business School. Algunos tienen mayor o menor reputación, pero son muy variados. Por ser la oferta tan extensa en este tipo de cursos lo mejor es siempre intentar encontrar los que más se adapten a nuestras necesidades y que la validez oficial de los cursos sea real.

Encontrar trabajo de Community Manager:

Conseguir un empleo como Community Manager se plantea de entrada bastante fácil si tomamos en cuenta la gran cantidad de ofertas que hay ahora mismo, pero hay que cumplir con un perfil adecuado, ya que las ofertas son cada vez más exigentes. Se hace necesario contar con nuestra propia imagen de marca, tener quizás un  blog, un buen perfil en Twitter u otras redes sociales, jugará a nuestro favor y nos abrirá más puertas.

En cualquier web de empleo podemos hallar ofertas de trabajo de Community Manager como por ejemplo: Infoempleo, Indeed, InfoJobs, etc.

Normalmente en las páginas webs de las empresas suele haber una sección dedicada a las ofertas de trabajo, donde podemos consultar y enviar nuestra solicitud.

Debido a la naturaleza del trabajo de los Community Manager el uso de redes sociales es fundamental para encontrar trabajo en este sector. Estar en redes profesionales como Linkedin será primordial. También puedes echar un vistazo a los consejos de Cómo encontrar tu primer empleo y Encontrar trabajos ocultos.

También te puede gustar

Los mejores empleos para trabajar sin estudios universitarios

Consigue el trabajo ideal sin estudios universitarios