Rate this post

mercado de valores

La Bolsa de valores es una institución que se encarga de la comercialización de títulos valores. En un sentido más amplio, la bolsa de valores puede decirse también que es un instrumento alternativo que utilizan las empresas para poder capitalizarse u oxigenarse de efectivo. Puesto que las empresas muchas veces requieren de efectivo para poder efectuar sus operaciones de expansión o crecimiento es necesario que cuenten con dinero líquido y la bolsa de valores se presta para ello. Aquí confluyen empresas que requieren dinero como inversionistas que desean colocar su dinero para lograr u obtener una rentabilidad futura.

¿Porqué las empresas van a la bolsa de valores? Porque desean efectivo y no quieren ir a un banco a pedir un préstamo.
¿Porqué los inversionistas van a la bolsa de valores? Porque desean colocar su dinero en manos de personas que les ofrecen una rentabilidad futura, muchas veces, mayor que la rentabilidad que ofrecen los bancos por sus depósitos.

RebajasProducto del momento
RebajasProducto del momento

Un título valor es un documento que respalda propiedad o deuda de una empresa o gobierno. Muchas veces hemos escuchado en las noticias que una empresa ha vendido cierta cantidad de acciones y, en sí, las acciones son uno de los títulos valores más comunes junto con los bonos.

Qué respalda un título valor:

Las Acciones:

Una acción es una parte de la empresa que consta su propiedad. Si pudiésemos ver un balance general, que es un estado financiero que sirve para determinar el valor en libros de la empresa y cómo han sido adquiridos, pudiésemos notar que cuando una empresa vende acciones, vende patrimonio. En pocas palabras cuando una empresa decide vender acciones, las personas que adquieren estas acciones se convierten en propietarios juntamente con los anteriores. Bueno, a menos que las nuevas acciones sean adquiridas por los mismos propietarios.

La ecuación patrimonial establece que los activos de una empresa siempre son iguales a la suma del capital contable más el pasivo. El capital contable representa la porción de la empresa que ha sido adquirida por medio de dinero contante y sonante de los propietarios o accionistas.

Si se venden acciones es bajo cualquiera de los siguientes dos términos:

bolsa de valores

La compañía decide aumentar sus activos vendiendo nuevas acciones. Para tal caso se dice que existe un aumento de capital por lo cual se emitirán nuevas acciones.
Uno de los inversionistas que posee acciones desea vender las suyas. Esto significa que desea vender su porción de la empresa que le pertenece. En este caso, dado que estas acciones constituyen títulos valores, pueden ser vendidas en su precio en libros o, pueden comercializarse a su precio de mercado. Claro que el precio de mercado deberá estar sujeto a la rentabilidad asociada anual, que tanto prestigio tiene la empresa para honrar sus deudas, etc. y otras cualidad que serán más o menos apreciadas por el potencial comprador.
Como se aprecia en la figura anterior, cuando la empresa decide vender acciones lo hace con la finalidad de agrandar sus activos. Probablemente se requiere dinero adicional para una operación de expansión o crecimiento más que de una operación normal de la empresa como el gasto corriente de pagos de planillas o proveedores. Casi siempre los propietarios actuales de una compañía está dispuestos a sacrificar algo de su propiedad haciendo dueños de una parte de su empresa a otras personas si es que existe un proyecto de expansión en el futuro cercano. Véase que el incremento en acciones corresponde al mismo incremento en activos, dado que se ha adquirido mayor liquidez (caja por ejemplo).

Entonces, dado que una acción es un título valor que representa la posesión o dominio de la compañía, entenderemos que el respaldo del desempeño de una acción está dado por el desempeño de la compañía misma. Es decir, que tal será la rentabilidad de la acción según la rentabilidad de la compañía misma a través de su reparto de utilidades de su ejercicio. Esto implica que si la empresa pierde, los accionistas como propietarios deben responder las obligaciones contraídas aportando capital fresco para afrontar dichas obligaciones.

Los Bonos:

traspaso de negocios

Los bonos son títulos valores que la compañía emite cuando no desea vender su propiedad, y desea endeudarse. Mientras que las acciones residen en el capital de la empresa y representan propiedad de la misma, los bonos residen en el lado de los pasivos e implican deuda que la empresa ha contraído al portador o comprador de dicho título valor.

Una empresa o institución puede decidir afrontar una necesidad de capital por medio de la emisión de bonos. Regularmente los gobiernos emiten bonos o letras del tesoro pagaderas a 10 o 20 años. Esto representa su deuda interna, es decir las obligaciones que ha contraído para con personas dentro de sus fronteras que vienen a convertirse en sus acreedores.

La ventaja de un bono es que no implica la pérdida de dominio de la compañía. Lo que implica básicamente es más acreedores por un interés fijo pactado en el título valor.

El respaldo de un bono es un interés que el emisor se compromete pagar en un plazo determinado. Mientras que la rentabilidad de las acciones dependen del desempeño de la empresa, la rentabilidad de los bonos son fijos y no varía dependiendo de si la empresa gana o pierda. El portador del bono siempre es una acreedor para la empresa mientras que el de una acción es un propietario.

También te puede gustar

¿Cómo montar un negocio desde hoy?

Trataremos de dar a conocer un modelo de negocio rentable para poder empezar desde hoy mismo. Hay que tener en cuenta que para poder tener éxito con este modelo u otro modelos de negocios, debes trabajar con disciplina e inteligencia.