No tener presupuesto es la razón principal por la cual las personas no emprenden un negocio. Todos hemos adquirido de alguna manera el paradigma de que para establecer una empresa necesitas hacerte previamente de un buen capital. Contar con ello es una ventaja importante que ayudara a que tu despegue sea mas rápido, sin embargo también es verdad que muchos de los grandes empresarios de nuestra época comenzaron sin esos grandes capitales.

De hecho, el mayor capital que una persona puede tener sonsus ideas, su iniciativa, su fuerza de voluntad y a si misma. Así que hoy, vamos a darte algunas ideas de negocios que puedes iniciar y que requieren muy poca inversión.

La paciencia es un tesoro muy preciado, si la tienes, tienes un gran capital.

1. Venta de ropa al menudeo: existen hoy en día muchisimas opciones para adquirir ropa importada por mayor a excelentes precios. Si averiguas en tu ciudad seguramente encontraras alguna. Estas distribuidoras te venden prendas con precios que te ofrecen un buen margen y no necesitas adquirir cantidades fuertes para comenzar. Además, si eres un cliente fiel con el tiempo podrás obtener mejores descuentos, crédito, asesoría y hasta algún apoyo para montar tu propia tienda.

Puedes iniciar vendiéndole a tus amigos, familiares y vecinos. Puedes organizar una tarde de modas en tu casa donde invites a tus vecinos a tomar una tasa de café y conocer las opciones que tienes en ropa. Conozco a un amigo que comenzo de esta manera, con una muy pequeña inversión y luego se animo a ofrecerle el producto a los almacenes de un centro comercial quienes pronto se convirtieron en sus clientes. Recuerdo verlo que llenaba su automovil modelo 78 con las bolsas de ropa y hoy en día, tiene su propio negocio formal de distribución mayorista.

2. Negocios multinivel: Esta clase de negocios antiguamente eran muy controversiales por sus sistemas de afiliación, sin embargo hoy en el siglo XXI han demostrado ser excelentes opciones de negocios recomendadas aun por personajes como Robert Kiyosaki o Bill Gates.

Los MLMs mas solidos hoy en día son: AVON, MaryKay, Amway, Omnilife y algunos otros que te ofrecen la posibilidad de distribuir desde ropa y perfumeíia hasta vitaminas y otros artículos de uso diario que alguien cercano a ti estará dispuesto a adquirir. Otro aspecto interesante de estos sistemas es que usualmente tienen la filosofía de «reconocer» el esfuerzo, premiandote con beneficios adicionales por tus ventas. Y si de paso te interesa construir un negocio de afiliados en red, te brindaran toda la asesoría para lograrlo.

3. Heladerías: Se dice que hacia el siglo XIX el disfrutar un helado era solo para los ricos. Pero hoy en día, esta comprobado que es un negocio muy rentable gracias a la variedad y alta demanda que existe. Las franquicias de Helados han crecido y ofrecen a los distribuidores opciones para iniciar sus negocios con inversiones muy pequeñas que consisten en el mobiliario básico y el producto mínimo para iniciar. Con unos pocos pesos podrás montar tu propia tienda aun en el garage de tu casa y comenzar a vender un producto fácil y que no requiere mayor especialización. Los niños desde luego serán tus principales clientes y si a ello le pones un toque de creatividad con globos, payasos y algunos otros atractivos, pronto veras que tus ingresos comienzan a crecer.

4. Monitoreo de las redes sociales. Con el auge de las redes sociales son muchas las empresas que se exponen a que le cliente le difame en cuanto sitio de Internet existe y que permita exponer sus quejas.

Por lo que empresas que ofrezcan un servicio para monitorear lo que en las redes sociales se dice de un negocio o producto están cobrando auge en muchos países.

Requiere apenas un computador, Internet, impresora y saber elaborar informes acerca del resultado de su monitoreo.

5. Negocios en donde enseñemos lo que sabemos

Finalmente, otros de los negocios que hoy en día les están permitiendo ganar mucho dinero a miles de personas, son los negocios en donde se enseñe lo que uno sabe, es decir, negocios en donde se comparta con otras personas, los conocimientos o experiencia que uno posee.

Muchas personas están haciendo su fortuna enseñando o compartiendo sus conocimientos o experiencias; incluso muchas personas han creado sus propios negocios, enseñando exactamente aquello que sabían hacer en sus empleos.

Muchas de ellas empezaron sin mucho capital, desde casa (ya sea instalando una pequeña oficina o un pequeño taller), o incluso desde Internet. Y sin ser necesariamente expertos en el tema, sino simplemente compartiendo con entusiasmo aquello que saben, mientras aprendían poco a poco cada vez más sobre ello.

Si te apasiona el baile y eres bueno en ello, puedes crear tu propia academia o escuela de baile; si eres bueno en algún deporte o disciplina, puedes crear tu propio taller en casa, o crear tu página web y vender tus propios ebooks o videos; si eres bueno en el manejo de las finanzas personales, puedes vender tus propios ebooks en Internet, y luego, a medida que te vas haciendo conocido, ofrecer cursos y seminarios, ya sea virtuales o físicos.

Si, por ejemplo, has trabajando durante años en ventas y eres bueno en ello, puedes poner una academia o escuela para vendedores, o escribir y vender libros o manuales sobre ventas; si has trabajado como mozo durante años, puedes poner una escuela o taller para mozos, o una escuela o taller sobre el servicio al cliente en restaurantes.

La clave para ganar mucho dinero con este tipo de negocios es llegar al mayor número de clientes, por ejemplo, brindando cursos o seminarios en salones que alberguen a cientos y hasta miles de personas, aprovechando el potencial de Internet, e incluso contratando e instruyendo a otras personas de modo que realicen las mismas funciones que nosotros.

También te puede gustar

Ideas de negocios rentables que superan la crisis y la recesión

¿Qué negocio es rentable en tiempo de crisis? ¿Qué negocios funcionan en tiempo de crisis y son sostenibles? Estas preguntas están muy de moda ahora mismo entre los que deciden lanzarse a la aventura de emprender un negocio que sea factible y rentable a largo plazo.