comprar negocio

Cuando decida comprar un negocio existente, asegúrese de contar con los servicios de un contador, un abogado y un asesor financiero con experiencia práctica en el campo de las adquisiciones y el estudio a fondo de las empresas en venta. También conviene obtener una valoración independiente de la empresa que aspira a comprar. Los evaluadores cobran por horas, de manera que sus servicios pueden ser bastante costosos si el negocio es complicado.

Una vez realizada la investigación inicial a fondo, que haya verificado la reputación del vendedor, contrate a un abogado para que redacte la carta de intención, de conformidad con sus condiciones. De esta forma, el vendedor no solicitará otras ofertas y se podrán incluir las condiciones que le permitan proceder a realizar los trámites de financiamiento y los análisis y verificaciones finales. El vendedor tendrá que comprometerse a permitir acceso a todos los libros de la compañía para iniciar así el escrutinio en serio.

En este punto, los abogados y contadores hacen la revisión minuciosa de los registros financieros de la empresa. Deben considerar las tendencias de los ingresos, márgenes de utilidad, las ventas y participación en el mercado. También son importantes la condición de los equipos y la tecnología. Su contador deberá revisar las declaraciones de renta de los últimos 5 o 6 años.

Asegúrese de incluir en la carta de intención la exigencia de que el vendedor continúe operando la compañía normalmente hasta que se cierre el negocio. Eso es importante porque el negocio no se puede venir abajo justo antes de entrar en posesión de él. También impide que el vendedor adquiera préstamos enormes o prometa bonificaciones laborales que puedan afectar las utilidades. Conviene incluir una cláusula de no competencia para que el vendedor no abra otro negocio en la esquina para llevarse a sus clientes.

– Qué debe verificar antes de comprar un negocio existente

saber si el negocio es bueno

Por lo general es mucho menor el riesgo y también los gastos asociados con la compra de un negocio o empresa existente en comparación con la creación de un negocio propio, puesto que el negocio establecido ya tiene ubicación, empleados, proveedores, distribución, capacitación y formación y una historia. Además el comprador podrá analizarlo desde todos los ángulos y examinar detenidamente el flujo de caja, sus ventas, gastos, empleados, clientes y proveedores. En el caso de un negocio nuevo, lo único que se puede hacer son cálculos y predicciones sobre todos esos factores.

La tasa de éxito de quienes adquieren negocios establecidos es superior a los empresarios que crean sus propios negocios. Aún así es preciso investigar a fondo. A la hora de comprar un negocio existente es necesario verificar todos los aspectos de la operación y averiguar la razón por la cual el propietario desea vender. Bien podría ser que el propietario sencillamente desee jubilar, o por otro lado quizás esté huyendo de un mercado deteriorado, un pleito o un mal socio. Es importante recurrir a un investigador profesional que se encargue de examinar los registros públicos y hablar con antiguos empleados, proveedores y clientes.

El proceso de adquirir un negocio existente requiere tiempo y paciencia. Cualquiera que sea el tipo de negocio que desea comprar, deberá cumplir o superar los criterios básicos, aunque es difícil generar un perfil general, ya que cada situación es única. Sin embargo, los expertos recomiendan que el negocio cumpla por lo menos algunos de los siguientes criterios básicos:

inversion para negocio

Margen de utilidades superior al 12% de las ventas antes de impuestos.

Crecimiento anual promedio de las ventas de por lo menos un 12%.

Productos o tecnologías propios o de marca o algún otro tipo de ventaja competitiva.

Participación significativa en un mercado definido y creciente.

Mercado variado.

Cuando se adquiere una empresa existente hay que considerar la posibilidad de heredar demandas y problemas tributarios, a menos que se investigue muy a fondo antes de firmar el contrato de compra.

Podrá formarse una idea más clara de la empresa que aspira a comprar si habla con los clientes, los acreedores, los proveedores y los empleados, tanto actuales como antiguos.

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.