montar un negocio propio

Una de las cosas más importantes al momento de crear nuestro negocio debe ser diferenciar nuestro producto o servicio de los de la competencia. Los agentes principales de la diferenciación son:

– La calidad

– El precio

Dentro de estos dos factores podemos reunir e integrar toda la ideología del marketing y las ventas. Y es que en realidad vamos a tener que ofrecer algo que nos deje ser identificados por nuestros clientes y/o consumidores. Las formas para lograr esa diferenciación pueden ser múltiples :

Precio, imagen, presentación, facilidad de acceso, calidad, exclusividad, garantía de devolución, etc.

Un claro ejemplo al que podemos referirnos puede ser a las compañías aéreas. Este es un sector que en los últimos años ha tenido una transformación muy marcada por la constante competencia. La calidad, la puntualidad y muchos de los servicios no las diferencian mucho una de las otras. Pero, actualmente la competencia y diferenciación entre ellas se está dando por el precio.

Casos a parte, la importancia de ofrecer una imagen a la competencia y sobre todo a nuestros clientes es de vital importancia. Más aun es estar seguros de ello y tener esa confianza en nosotros mismos de nuestros productos y/o servicios. Sin ella, será muy difícil transmitir a nuestros clientes que nuestro producto o servicio es de fiar, de confianza, y en definitiva motivar su compra. Es necesaria una convicción basada en la realidad, pero la actitud es muy importante en estos casos, es necesario “serlo” y también “parecerlo”.

El precio es sin duda uno de los mejores alternativas con las que podemos contar para potenciar y poner en marcha nuestro negocio y por supuesto hacerlo triunfar. El precio lleva consigo de forma espontanea valores que pueden hacer identificarnos con la integridad  y el profesionalismo de lo que ofrecemos.

Conocer la competencia

invertir negocio

Uno de los factores importantes para ofrecer algo diferente es estudiar la competencia que tenemos hacia nuestro producto o servicio. Es necesario conocerla antes de iniciar cualquier gasto o inversión. Las formas y fuentes donde podemos conseguir información sobre la competencia son muy variadas:

– Organismos económicos públicos y privados (Ayuntamientos, Ministerios, Cámaras de Comercio e Industria, Bancos, Universidades, Institutos de estadística, Cuentas de importaciones y registros de aduanas, Mercados, Colegios profesionales, entre otros.) Por lo general este tipo de instituciones poseen registros públicos para su estudio donde se puede acceder a información sobre la competencia, los precios, el volumen de ventas y el tamaño del mercado, la evolución que está teniendo, costes, aranceles, limitaciones, etc.

– Mayoristas, distribuidores o agentes comerciales de un sector determinado.

– Las Asociaciones de consumidores  pueden facilitarnos información relevante sobre quejas, fallos, calidades y precios.

– Empresas especializadas en estudios de mercado y sondeos.

También se hace necesario analizar con detenimiento la actividad productiva y las estrategias comerciales de la competencia:

plan de negocio desde casa

– Imita y mejora sus cualidades y características.

– Trata de superar con una mejor oferta en los puntos que logres detectar que ellos fallan o que hay descontento entre sus clientes.

Partir desde los datos que has recolectado sobre el mercado, puedes establecer prioridades y objetivos de tipo comercial como:

– Cuota del mercado que puedo alcanzar a corto y mediano plazo.

– Hacer previsión de las ventas.

Con todos estos factores en la mano, podemos tomar decisiones y actuar para logra un factor diferenciador para nuestra empresa, algo que nuestros posibles clientes tengan en cuenta para motivar acercamiento y ganar nuestro propio espacio en un mercado cada vez más competitivo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Por qué tener un plan de pensiones

Muchos hemos oído hablar de los planes de pensiones y otros productos previsión