Rate this post

entrevista de trabajo

Por un momento, vamos a ponernos al otro lado de la mesa. Imagina que has creado tu propia empresa y es el momento de contratar el personal. ¿Qué es lo más importante? Conocer en la medida de lo posible a tu nuevo equipo, ¿verdad? Obviamente cada empresario quiere al mejor perfil de trabajador para su empresa, por lo tanto, básicamente, el objetivo de la entrevista de trabajo es:

CONTRASTAR INFORMACIÓN, para comprobar que la información del currículum está en consonancia con la información que nos presenta el entrevistado. Cualquier disonancia entre ambas informaciones será motivo de desconfianza y por lo tanto esta incertidumbre difícilmente causará una buena impresión a la empresa o entrevistador.

En definitiva,  se honesto y…¡No mientas!

CONOCER A LA PERSONA, para saber si realmente tiene los conocimientos, aptitudes y humanidad para ocupar el puesto de trabajo requerido. A menudo una entrevista de trabajo sirve para descubrir los valores humanos de esa persona, valores como solidaridad, trabajo en grupo, amabilidad, seriedad y todo aquello que haga mejor la empresa. En definitiva todos queremos trabajar rodeados de buenas personas. Ten presente que quizás sea la primera vez que el entrevistador te vea en persona. Cuida tu imagen y la forma de vestir.

ESPECTATIVAS DE FUTURO, serán claves para descobrir si la persona entrevistada está en consonancia con lo que busca la empresa. Normalmente dicha empresa buscará un empleado que desee evolucionar profesionalmente, aprender y desarrollarse en la medida de lo posible, asumir nuevos cargos y responsabilidades. Por lo tanto lo más importante es mostrar actitud y voluntad por el trabajo y por esa empresa en concreto.

Así pues, aprovecha este valioso tiempo para venderte y dar un impresión de formalidad y profesionalidad al entrevistador debe ser tu objetivo de la entrevista de trabajo que realices.

Tipos de entrevistas de trabajo

entrevista trabajo

Saber cómo plantear una entrevista de trabajo puede ser de mucha utilidad si conocemos de antemano los tipos de entrevistas de trabajo más comunes y cómo superarlas con éxito.

A groso modo se pueden hacer tres grupos básicos:

ENTREVISTA PERSONAL DIRIGIDA, en la que se produce un diálogo entre entrevistador y entrevistado, donde el reclutador intentará sacar la máxima información, acorde con tu currículum y te preguntará todo tipo de experiencias profesionales, habilidades e incluso cuestiones personales como aficiones o retos para ver si tu perfil se ajusta a la filosofía de la empresa. A veces puedes encontrarte con dos entrevistadores los cuales pueden hacerte preguntas alternándose, pero no te asustes. Normalmente un diálogo entre tres es menos frío que con una persona a la que no conoces. La empresa suele hacer este tipo de entrevista para tener más puntos de vista.

ENTREVISTA PERSONAL LIBRE, en este caso la iniciativa de la entrevista la lleva el entrevistado. Se hace de esta forma precisamente para ver como se desenvuelve éste, cómo habla y desarrolla una conversación tomando la iniciativa y se vende a sí mismo.

El entrevistador puede empezar la entrevista con frases por ejemplo: “háblame de ti”, “ haz me un resumen de tu trayectoria profesional” o “cuéntame que has hecho en los dos últimos años”.

Evidentemente debes llevar siempre la explicación al terreno profesional y sobretodo enfatizar en los puntos fuertes que deseas destacar.

Un bueno comienzo para empezar, una vez cedida la iniciativa, es preguntar si el entrevistador está interesado en conocer algo en particular, para interactuar con el entrevistador.

ENTREVISTA COLECTIVA, muy utilizada por grandes empresas con gran demanda de usuarios.

entrevista trucos

Consiste en reunir a grupos de personas (hasta un máximo de 10-15) para plantearles una situación problemática y ver cada uno como la resolvería.

Evidentemente es un tipo de entrevista de interacción con mucha gente, en la que deberás ser capaz de escuchar, exponer y dialogar con otros candidatos. Es importante que escuches las opiniones de los demás y puedas participar en ellas sin polemizar ni discutir.

Es un tipo de entrevista en la que se valoran aptitudes sobretodo de liderazgo y de dinámica en equipo.

Normalmente es una situación más intimidadora que la entrevista personal, pero no por eso tienes que ponerte más nervioso, pues todos los otros candidatos se encuentran en la misma situación.

Consejos antes de la entrevista de trabajo

entrevista de trabajo preguntas y respuestas

Una vez superados los primeros procesos de selección basados en el análisis de tu currículum vitae, ha llegado el momento de la tan deseada entrevista de trabajo. Para afrontar en condiciones la cita, hay unas premisas resumidas a continuación con estos 10 consejos para tener en cuenta antes de la entrevista de trabajo.

Repasa tu currículum y lleva una copia si lo crees conveniente, así como trabajos publicados, artículos o contratos que podrás facilitar inmediatamente si te los piden. Una libreta y bolígrafo para tomar notas y detalles de las condiciones laborales despertará interés por parte del entrevistador.

  1. Prepárate una defensa de tus puntos débiles y algunas frases o preguntas para salir del paso y mostrar iniciativa e interés.
  2. Llega 5 minutos antes y sin compañía. En caso de no ser puntual llama cuanto antes para anunciar tu retraso. Apaga el móvil o ponlo en silencio.
  3. Es conveniente inspeccionar la zona días antes de la entrevista para saber donde aparcar, como llegar,.. y no encontrarse con sorpresas.
  4. Infórmate acuradamente sobre la empresa. ¿A quién pertenece?, ¿En qué sectores trabaja la empresa?, ¿En qué zonas geográficas está ubicada?, ¿Política de empresa?…
  5. Elige una vestimenta formal y sin excesivos complementos y accesorios.
  6. Evita presentarte con barba, mal afeitado, gafas de sol,..
  7. Si eres una persona nerviosa no tomes café, coca cola, té o cualquier sustancia con cafeína. Puedes tomar una tila por ejemplo.
  8. El “NO” ya lo tienes. Sólo te pueden decir que SÍ

Lenguaje corporal

mobbing-trabajo

Seguro que habrás oído hablar del lenguaje corporal de las personas y normalmente suele ser un tema que apasiona en general. Conocer y controlar nuestros movimientos es una manera para ayudarnos a nosotros mismos a mantener situaciones bajo control.

No te tomes al pie de la letra el significado de cada postura, pero aquí van algunos ejemplos a “groso modo” del lenguaje corporal:

Tocarse la barbilla – Pensativo, toma de decisiones

Entrelazar los dedos – Autoridad, seguridad

Frotarse las manos o golpear los dedos – Impaciencia

Tocarse la oreja o el pelo – Inseguridad

Inclinar la cabeza – Interés

Mirar hacia abajo – Falta de interés

Palma de la mano abierta – Sinceridad

Caminar erguido – Seguridad

Comerse las uñas – Nerviosismo

Tocarse la nariz – Mentir, dudar

Frotarse el ojo – Dudas

Recomendaciones básicas de tu lenguaje corporal en el momento de estar realizando la entrevista:

Mantén una postura activa cuando estés sentado: espalda recta con la cabeza erguida sin cruzar los brazos.

Intenta tener tanto las manos como los pies quietecitos, sin juguetear fruto de los nervios.

Usa las manos para gesticular pero sin pasarse. Tampoco pongas los codos en la mesa.

Es importante que mires al entrevistador a los ojos cuando le hables. Si eres tímido practica delante de un espejo.

Debes sonreír de vez en cuando siempre acorde con tu discurso.

Como hablar en la entrevista de trabajo

reunion de ventas

Habrás oído muchas veces que a menudo es más importante como hablar y decir las cosas que el propio contenido en sí. Por eso es esencial que de ahora en adelante practiques en conversaciones normales con amigos, familiares, trabajo, alguno de los consejos que te proponemos en este capítulo. En este apartado de la oratoria influyen muchos factores: liderazgo, pronunciación, vocalización, pausas, enfatizaciones, tono del discurso,.. Por lo tanto saberse hacer escuchar es un punto muy positivo para saber atraer, convencer y persuadir a aquellos con los que tenemos que compartir proyectos o trabajar conjuntamente.

Aquí van algunos consejos de gran ayuda para saber cómo hablar en situaciones profesionales:

  1. “Creo que”, “me parece que” deben ser sustituidos por “estoy seguro de“, “estoy convencido de”… mostrarás autoridad y convicción en tus argumentos y respuestas.
  2. “No sé si sirvo”, “no tengo claro”, “a lo mejor” deben ser sustituidos por “estaré a la altura de…” debes ser tu el primero en creértelo.
  3. Evita pensamientos como por ejemplo “hay otros mejores”, “no estoy convencido”, “no sé si me conviene”, transformándolos en “seré capaz de hacerlo” o “se adapta a mis capacidades y cualidades”.
  4. Evita el “no” o el “pero” en entrevistas, diálogos, pactos… la negación crea una barrera. Añade “sí, y además…” y luego expón tus argumentos pero sin contradecir la reflexión o conclusión del otro.
  5. Contribuye a poner al entrevistador de tu parte haciendo referencias como por ejemplo: “Estoy de acuerdo con lo que has mencionado antes”, “creo muy oportuno lo que me estás planteando y además…”, “por lo que te has referido anteriormente me halaga…”

Además de estos consejos, es muy recomendable asistir a talleres o seminarios para saber como hablar en público, realizado por expertos en la oratoria. Sobretodo para personas especialmente tímidas que puedan caer en el error de crearse inconscientemente barreras que puedan frenar su trayectoria profesional debido a su carácter.

Después de la entrevista de trabajo

invertir negocio

Constantemente realizamos entrevistas de trabajo en momentos de desempleo, pero pocas veces evaluamos y reflexionamos sobre como ha ido “el después de la entrevista de trabajo” realizada.

Esta recapacitación de la situación vivida servirá para analizar los puntos fuertes y puntos débiles que se produjeron en el momento de la entrevista. Servirá también para no repetir errores en una futura entrevista, o por ejemplo por emfatizar o repetir patrones que fueron debidamente ejecutados en el momento de contestar al entrevistador o reafirmarte en momentos delicados de la conversación.

Por lo tanto, y es algo que no suele hacer a menudo la gente, analiza el después de la entrevista de trabajo, aunque no hayas pasado el proceso de selección, y tendrás mucho de ganado para futuras entrevistas y puestos de trabajo a los que optar.

Es conveniente pues que te preguntes después de la entrevista de trabajo o al día siguiente cuando estés relajdo, aspectos como:

¿Me satisface el puesto de trabajo ofertado?

¿Se han cumplido mis expectativas después de la entrevista de trabajo?

¿En qué respuestas me he equivocado?

¿Cómo puedo mejorarlas para mi siguiente entrevista?

¿He tenido una actitud activa y enérgica o me he dejado llevar por los nervios?

¿Han sido pertinentes mis preguntas preparadas? 

mejorar tu curriculum

Si tu balance es positivo y realmente quieres optar por el puesto (independientemente del resultado de la entrevista), es el momento de mandar vía e-mail la carta de agradecimiento, que deberías tener escrita anteriormente.

Puedes descargarte un ejemplo de carta de agradecimiento si lo prefieres.

En ella escribirás el nombre del entrevistador, de la empresa y darás gracias por el tiempo que te han ofrecido. Sé conciso, no quieras enrollarte ni pelotear a la persona en cuestión. Simplemente tendrás un detalle con la empresa /entrevistador de gratitud por tu parte. Será un punto fuerte que te distinguirá antes tus competidores para ésa vacante o posibles futuras.

Es una forma muy profesional de gratitud, para quedar bien con la empresa y de que te tenga en cuenta para próximos procesos de selección o futuras vacantes.

También te puede gustar

Mejorar la productividad

Posibilidades para mejorar nuestra productividad