pros y contras

Las franquicias son un excelente punto de partida para ingresar al mundo de los negocios, pero no son aptas para todas las personas. Es frecuente la incertidumbre de montar una franquicia o negocio propio. A continuación revisaremos el lado débil o las posibles trampas de las franquicias, las cuales vale la pena conocer antes de decidirse a invertir dinero y esfuerzo en este tipo de negocios.

Desventajas de las franquicias:

1. La compañía es de otros.

No hay forma de que el nombre de uno aparezca en la puerta o en los avisos y además es preciso compartir los estados financieros con el franquiciante o con la casa matriz.

2. El producto o servicio es de otros.

En la mayoría de los casos se vende un producto o servicio creado y controlado por el franquiciante. Si la casa matriz inventa papas fritas con sabor a menta no hay otro remedio que incluirlas en el menú.

3. El sistema es de otros.

Es preciso hacer las cosas como quiere el franquiciante, muchas veces hasta el mínimo detalle.

4. No siempre la franquicia es más económica.

Si se trata de una franquicia de gran prestigio y bien establecida, los costos iniciales pueden ser radicalmente más altos que los costos de crear una empresa propia.

5. Si se tiene una calificación crediticia baja, puede ser difícil conseguir financiamiento aunque sea para una franquicia local pequeña.

Aunque suele ser más fácil conseguir un crédito bancario para comprar una franquicia que para iniciar una empresa propia, una mala calificación crediticia puede dejarlo a uno por fuera del juego.

franquicia rentable y barata

6. Además del pago inicial, quizás deba hacer también pagos anuales.

El 70% de los franquiciantes cobran una tarifa inicial. Las regalías anuales son un gasto adicional. Deberá pagar regalías anuales a cambio del apoyo operativo y publicitario de la casa matriz.

7. Podría no obtener todo lo que desea de la casa matriz.

Los franquiciantes tienen sistemas establecidos y pueden no querer hacer excepciones ni acceder a solicitudes emanadas de unas necesidades especiales.

8. Tendrá que aprender a marchar al son que le toquen y a llevarse bien con la compañía.

Quizá haya momentos en que se sienta más como empleado del franquiciante que como copropietario. Algunos expertos aconsejan verse más como inversionista que como propietario de un negocio, porque en esencia lo que se adquiere es el derecho de administrar el negocio de otra persona por un tiempo determinado.

9. La canibalización preocupa inmensamente a los propietarios de franquicias.

A veces el ansia de los franquiciantes de crecer es tal que permiten que los franquiciados se ubiquen muy cerca los unos de los otros y canibalicen las utilidades.

tengo un local y no se que negocio poner

10. No hay garantía de éxito ni con las franquicias ni con cualquier otra empresa.

Los costos y los índices de fracaso de ciertas franquicias como los restaurantes, los hoteles de ciudad y de carretera son más altos que en el caso de franquicias de equipos o tecnología.

11. De todas maneras necesitará un abogado y un contador.

La redacción de los contratos de franquicia no son de lectura fácil, y necesitará un abogado que haya leído muchos de esos contratos para que pueda proteger sus intereses y traducir la jerga legal. También es buena idea contratar a un contador que pueda ayudar a proyectar sus necesidades de financiamiento y el potencial de rentabilidad antes de estampar la firma en el contrato.

12. Si uno de los franquiciados de su grupo fracasa, puede lesionar a los demás.

Todos comparten una marca. Si los clientes de un restaurante de la franquicia enferman a causa de la comida, su negocio podría verse adversamente afectado pese a estar a muchos kilómetros de distancia.

Ventajas de las franquicias:

analizando ventajas

Está claro que entrar en el mundo de los negocios con una franquicia tiene también sus ventajas. Son un excelente punto de entrada y los futuros empresarios pueden beneficiarse de un sistema de apoyo sólido. Como mínimo, una franquicia exitosa es un aprendizaje extraordinario para crear una empresa propia algún día. Con esto en mente, revisaremos las ventajas de comenzar con una franquicia.

1. El riesgo es menor.

La tasa de fracasos del sistema de franquicias en Estados Unidos es apenas del 5%, mientras que asciende al 35% en el caso de las empresas independientes. Quien compra una franquicia afianzada y exitosa entra a formar parte de un sistema comprobado para operar y generar utilidades, de manera que el nivel de riesgo es menor que al iniciar una empresa nueva desde cero.

2. Variedad de inversión.

Aunque las tarifas para entrar a formar parte de una marca prestigiosa de franquicias como McDonald’s o Subway son elevadas, comprar una franquicia más joven y de menor envergadura puede costar menos inicialmente que montar una empresa independiente.

3. La infraestructura de apoyo ya viene incorporada.

Los franquiciantes crean procedimientos y sistemas aplicables a todos sus establecimientos. Montan programas de capacitación, financiamiento, gestión del dinero, salud, etc., y por lo general ofrecen orientación a quienes lo necesitan.

4. Hay un sistema de apoyo psicológico.

Las personas que se independizan por primera vez y los pequeños empresarios muchas veces sienten que llevan todo el peso del mundo sobre los hombros y que no tienen a quién recurrir. Con la compra de la franquicia, el empresario se conecta con una red de propietarios que enfrentan los mismos retos y problemas todos los días. Lo ideal es que puedan trabajar de la mano con el franquiciante para encontrar las soluciones.

5. Hay un sistema de apoyo de marketing.

La mayoría de las operaciones de franquicia desarrollan y comparten el costo de la publicidad y el marketing para todos sus establecimientos.

elegir negocio rentable

6. La marca ya está desarrollada.

La franquicia establecida viene con conexión directa a la base de clientes. Los clientes fieles a la marca seguramente serán fieles al franquiciado desde el primer día de operaciones.

7. Se obtiene una tarifa colectiva.

Uno de los mayores beneficios de tener una franquicia es el mayor poder adquisitivo. Los demás franquiciados son parte de una colectividad que puede apalancar el poder de compra y reducir los costos de los suministros, el inventario y hasta los servicios médicos, odontológicos y oftalmológicos.

8. Es más fácil reclutar mejor personal.

Una marca reconocida atrae a mejores empleados porque saben que hay normas que se cumplen. Es mucho más difícil contratar empleados buenos y experimentados para una empresa nueva sin historia previa que para una franquicia amparada por una marca de prestigio.

9. Hay mejores oportunidades de crecimiento.

Las franquicias generan un flujo de caja constante. Los bancos se inclinan más a otorgar créditos al propietario de una franquicia exitosa que desea comprar más porque saben que existe una red de apoyo fuerte y un sistema comprobado con una buena historia previa. Los franquiciantes también tienen programas de financiamiento para los franquiciados exitosos que crecen al amparo de la compañía.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Por qué tener un plan de pensiones

Muchos hemos oído hablar de los planes de pensiones y otros productos previsión