Rate this post

trabajar en sanidad y salud

Si te encuentras valorando un nuevo trabajo o una nueva carrera, no te desesperes. A pesar de la desaceleración económica que trae como consecuencia que la mayoría de las industrias sigan teniendo recortes y despidos, hay un campo que se proyecta con un claro crecimiento sostenido en el futuro: Los profesionales de la Sanidad y Salud.

Las oportunidades de trabajo en el sector de la sanidad y cuidados de la salud están en aumento y se espera que siga incrementándose. Esto es debido a dos factores: En primer lugar, la población está envejeciendo rápidamente. Una población mucho mayor de la edad avanzada significa un enorme aumento de la demanda de servicios médicos y las personas que los prestan.

La segunda razón tiene que ver con la tecnología. Nuestro sistema de salud es cada vez más sofisticado. Y eso significa que se necesitan personas altamente cualificados para prestar este servicio. Si juntamos estas dos cosas tendremos salarios más altos y una mayor demanda de empleo.

Todos sabemos que los médicos hacen dinero a lo grande y son trabajos de alta remuneración. Sin embargo, poco se habla de sus esfuerzos al inicio y es que los médicos tienen que soportar más de 10 años de estudio y trabajar en horarios muy duros.

Afortunadamente, no es necesario ser médico para establecerse en un trabajo estimulante, seguro y bien remunerado. Hay muchas oportunidades disponibles, y una de las mejores formas de entrar en el campo es como un asistente médico.

El campo de los asistentes médicos ofrece muchas opciones para la flexibilidad y el crecimiento a nivel de nuevos empleos. La ocupación puede ser a tiempo parcial, a tiempo completo, o incluso sólo por la noche y/o fines de semana. Las condiciones y beneficios de trabajo tienden a ser muy buenas, y se puede llegar a tener un ritmo de vida conciliador con la familia o estudios.

Los asistentes médicos pueden especializarse en un tipo particular de la medicina, tales como podología, oftalmología o atención quiropráctica y sus obligaciones de trabajo son diversas.

Ellos incluyen:

Manejo de funciones administrativas y clínicas, mientras que la presentación de informes directamente a un gerente de la oficina, médico u otro profesional de la salud.

Manejo de historias clínicas y el registro de los signos vitales.

Explicar los procedimientos de tratamiento a los pacientes.

Ayudar a los médicos durante los exámenes.

Los programas de acreditación son a menudo la mejor manera de entrar en el campo. Estos programas le enseñará todo lo que necesita saber para trabajar en una oficina médica, habilidades de oficina como la presentación, la transcripción y el mantenimiento de registros, la anatomía, la fisiología y la medicina legal y ética. A menudo, estos programas también ofrecen oportunidades de pasantías y servicios de colocación laboral para los graduados.

Completar un programa de certificación adecuada también puede hacerlo elegible para moverse hacia arriba desde una posición inicial con un poco de entrenamiento adicional en el futuro.

Muchos asistentes médicos optan por tener formación adicional para convertirse en celadores, auxiliares de enfermería, enfermeras y otros profesionales de la salud. Algunos toman la formación administrativa adicional y se convierten en directores de las oficinas de los grandes centros privados de salud o sencillamente presentar oposiciones en el empleo público.

Como con cualquier formación o curso educativo, siempre investiga cualquier programa a fondo antes de comenzar. Saber exactamente qué tipo de formación recibirás a través de tu programa de formación es una garantía para conseguir trabajo en el campo de la salud.

Trabajar en la sanidad y salud puede ser muy gratificante, y un curso de formación de asistente médico puede ser el primer paso de una larga y satisfactoria carrera en el campo de la sanidad.

También te puede gustar

Mejorar la productividad

Posibilidades para mejorar nuestra productividad