trabajo desde casa independiente

A muchos de seguro le agrada la idea de ser un profesional independiente y trabajar desde casa, pero seríamos muy optimistas afirmando que esta modalidad de trabajo es una verdadera maravilla con casi ningún problema. La realidad dista mucho de lo que se piensa y muchas cosas pueden ser verdaderos inconvenientes a la larga e incluso se pueden echar en falta algunos beneficios de cuando trabajas a tiempo completo. Vamos a analizar unos cuantos aspectos a la hora de ser un profesional independiente y trabajar desde casa que no siempre son positivos o que nos traigan grandes ventajas:

1. Yo creo mi propio horario de trabajo:

Siempre se tiene la idea de que al trabajar de forma independiente desde casa tendrás el control absoluto de la cantidad de horas de trabajo, pero esto no es realmente cierto. Para empezar, el grado de compromiso con los clientes es mayor y estos querrán estar en contacto directo contigo, lo que significa que las llamadas y los emails se extenderán más allá de una jornada típica de trabajo. Incluso estas constantes interrupciones podrían romper cualquier estructura de tiempo que tengas para ser más productivo/a. A larga esto demanda más tiempo y puedes terminar prolongando dicho horario.

2. Siempre trabajas de forma independiente:

Si es cierto, serás muy independiente, no tendrás que lidiar con los molestos compañeros de trabajo, pero trabajar de forma independiente a tiempo desde casa durante todo el día, y así todos los días, puedes que empieces a sentir la soledad. Trata de ir a más eventos para establecer contactos y buscar otras oportunidades para socializar más a menudo con amigos que no son de trabajo. Aquí también es importante respetar un horario para poder tener tu propio tiempo libre y conectar con la gente y el entorno.

trabajador autonomo desde casa

3. Te pagan más por ser más productivo:

Por lo general, a un profesional independiente le pagan por completar un trabajo, no para trabajar una cierta cantidad de tiempo. Eso significa que la productividad es rentable. Es más importante ser más rápido en completar un objetivo. Pero cuidado, asegúrate de que estas cobrando lo necesario para cubrir las horas de inactividad o que son poco productivas de lo contrario estarás ganando menos.

4. Tú eres tu propio jefe:

Ser tu propio jefe es quizás uno de los sueños más difíciles de alcanzar. Y aunque al trabajar por cuenta propia desde casa tomes tus propias decisiones y seas el jefe tus clientes tienen muchas expectativas puestas en tu trabajo y tienes que mantenerlos a todos satisfechos. Aunque seas tu propio jefe, tus clientes te van a exigir como verdaderos jefes y tendrás que cumplir los plazos establecidos y las condiciones. A veces esto cortará tu independencia que pensabas tener y deberás tener contentos a tus clientes, ten esto en cuenta a la hora de trabajar por tu cuenta.

5. Elegirás tu propio sueldo:

Esto suena muy bien hasta que calculas tus beneficios reales. Y es que ser un profesional independiente requiere de un alto grado de control sobre tu negocio, de cómo negocias los precios con tus clientes y si realmente estás sacando el mejor beneficio a tu trabajo. Y es que de esto dependerá tu sueldo. Puede que incluso trabajes muy duro y no obtengas un beneficio real a corto plazo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Plan para ser un emprendedor de éxito

Aunque en la vida del emprendedor hay mucha incertidumbres, bien merece la pena poder alcanzar nuestro éxito.