jhjkhfr54564fEstá claro que la consecuencia principal que tiene la crisis es la pérdida de empleo. En España ya hay más de 6 millones de parados. Desgraciadamente por encima de la media europea. La conclusión es fácil: no hay trabajo y cada día se destruye más. Sin embargo, un análisis profundo nos puede llevar mucho más allá.

Hay pocas oportunidades de empleo y éstas no son las que eran más demandadas antes de la crisis. Según un informe realizado a finales del año pasado por la empresa de trabajo temporal Adecco, gran parte de las ofertas de trabajo proceden del sector comercial. Cada día se busca más la venta directa. Dicho de otra manera, la desaparición de los intermediarios, de los mediadores y, por ende, de sus sueldos. En este sentido, el de técnico o asesor comercial es uno de los empleos más ofertados.

También hay cada vez una mayor preocupación por lo que se consume. Por ello, hay bastantes ofertas de supervisor de producción. Otro sector que no para de moverse es el de la informática. Dentro de este mundo, el de programador web es uno de los empleos más ofertados.

Dicen que los tiempos de crisis agudizan el ingenio. Las personas le dan vueltas y vueltas a la cabeza hasta que la bombillita se ilumina y se les ocurre una buena manera de ganar dinero. Sólo así se entienden algunas de las que, dicen, serán las profesiones del futuro. Entre ellas: entrenador profesional de poker. Esto, sumado al interés de las diferentes federaciones porque este juego sea considerado deporte mental no es más que un paso adelante en busca de la profesionalización de una actividad que es el sustento económico principal para muchas personas.

Pero no es ésta la profesión más sorprendente. Ahí van algunas: nano-técnico, nano-médico, gestor de voluntarios, maestro digital o diseñador de sueños. Se imaginan. “¿A qué te dedicas?: soy diseñador de sueños. El futuro dirá si estas previsiones están en lo cierto.

También te puede gustar

Trabajar como Auxiliar de Jardín de Infancia

Estar al cuidado de los niños es una tarea muy apasionante y sobre todo ver el desarrollo que va desde la infancia a la adolescencia es un privilegio muy enriquecedor, es por ello que conseguir trabajo como Auxiliar de Jardín de Infancia puede ser una opción para aquellas personas que quieran trabajar en el cuidado de los niños y les apasione.