Rate this post

nuevo productos

Aunque cueste creerlo,  los períodos de recesión pueden ser una de las mejores épocas para iniciar un pequeño negocio. Si usted ha sido despedido, puede que no tenga otra opción que atacar por su cuenta. Usted puede haber tenido una idea para un pequeño negocio por un largo tiempo, pero ahora que está sin empleo tendrá más tiempo para trabajar en esa idea.

Curiosamente, la creación de pequeñas empresas a menudo es lo que nos lleva a salir de la recesión , siendo que las pequeñas empresas son en gran medida el motor de la economía.

Empresas que se iniciaron durante una recesión

 He aquí algunos hechos interesantes tomados de un artículo reciente USA Today:

* 16 de las 30 empresas que componen el actual Dow Jones Industrial Average se iniciaron durante una recesión
* Walt Disney Corporation comenzó durante la recesión de 1923-24.
* Hewlett-Packard Corporation comenzó en 1938 durante la Gran Depresión.
* Microsoft Corporation comenzó durante la recesión de 1975.

USA Today también destaca  que en la recesión de principios de los años 90, el 25% de los ejecutivos despedidos por encima de 40 años comenzó su propia empresa. Esto nos hace pensar que, quizás, la recesión es una manera natural de limpiar la casa y reiniciar de nuevo la economía, a pesar de ser muy doloroso.

¿Por qué la recesión es un buen momento para empezar una pequeña empresa?

Muchas personas pasan años jugueteando con un producto en su garaje. Otros dedican tiempo diagramando ideas para un servicio especial desde sus casas. Sin embargo, mantener  empleos a tiempo completo no les deja nunca tiempo para seguir adelante con sus invenciones.

Durante una recesión, si su status de empleo cambia, esto puede significar el tiempo necesario para seguir adelante con sus inventos e ideas.

Aquí hay algunas razones por las que una recesión puede ser un buen momento para empezar un pequeño negocio.

Sus competidores se debilitan. Debido a la recesión, sus competidores no sólo se debilitan sino que incluso hasta cierren o vendan el negocio. Tal vez algunos propietarios se jubilen. Todos se están apretando el cinturón. Puede haber una brecha por donde usted pueda entrar al mercado.

¿Es su producto o servicio viable en una economía buena o mala?

Sólo porque pueda haber un nicho de mercado para su producto o servicio no significa que deba atenerse al producto en si mismo. Una idea defectuosa nunca funciona a largo plazo.

Tiene que hacer una amplia investigación de mercado para averiguar si su producto o servicio que se necesita en las buenas o en las malas situaciones de la economía pues eventualmente la economía se recuperará.

La mayoría de las cosas son más baratas.

A menudo los precios caen durante una recesión. Esto se llama deflación. Alquilar oficinas son más baratas porque la oferta es abundante, aunque arrancar su pequeña empresa con  una oficina en casa puede ser la mejor idea.

Usted puede ser capaz de encontrar buenas rebajas en todo, desde muebles hasta suministros de oficina. Si necesita contratar personal, usted puede encontrar a personas con talento por salarios más bajos.

Compre lo que usted necesita en subasta.

Si desea tratar de obtener lo que usted necesita para iniciar su negocio realmente barato, intente comprarlo en subasta. Usualmente hay gran cantidad de subastas durante las recesiones.

Usted podría incluso ser capaz de obtener flotas de vehículos, maquinaria o grandes restaurantes, u otros artículos grandes generalmente caros a precios extremadamente bajos, si se hacen en subastas.

Frugal.

Si usted está iniciando un negocio durante una recesión, está comenzando con un presupuesto muy limitado. Lo más probable es que usted no tenga acceso a los inversores o capitalistas de riesgo.

Usted puede tener acceso a los fondos de su familia o amigos, ya que, en una recesión, no podrán invertir en el mercado de valores u otros instrumentos financieros.

Sea frugal con el dinero que tiene u obtenga. Reduzca el presupuesto, y vuélvalo hacer. Usted tendrá que realizar un cuidadoso seguimiento de sus gastos. Usted debe prestar mucha atención a su flujo de efectivo y presupuestos. Esté preparado para operar bajo condiciones espartanas.

Negociar mejores condiciones con sus suplidores.

Durante una recesión, el crédito es escaso o prácticamente inexistente. Los proveedores pueden ofrecer buenos términos a su empresa en estas condiciones.

Si inicia su pequeño negocio durante una recesión y lo maneja bien, usted podrá quedar delante en su sector cuando esta termine. Si ha aprovechado la oportunidad y encontrado un nicho de mercado, este será cada vez más rentable a medida que la economía se recupera.

Esto es lo que hace a un empresario exitoso y a un negocio rentable.

Visto en | crisisynegocio.com

También te puede gustar

Consejos para organizar la búsqueda de trabajo

Para conseguir un empleo se necesita trazar un plan estratégico, aquí te decimos como organizarlo