ser triunfador

Conservar una buena salud, una belleza admirable y una vida extensa y de gran calidad, es el sueño más común o más popular ahora; pero ese sueño para muchos es eso, sólo un sueño. Luchamos diariamente por mejorar en todos los aspectos y lograr metas se ha convertido en una actividad diaria, pero aún siendo así, poniendo todo nuestro esfuerzo, luchamos diariamente en un trabajo de 8 horas y estamos a su vez realizando otras actividades, como un negocio propio por ejemplo y éstos, después de todo el sacrificio no dan precisamente los resultados que esperábamos.., entonces ¿que hacemos?

Tener una empresa y estar más de doce horas en ella, aunque ésta sea rentable, pondrá más dinero en nuestros bolsillos, pero no nos dará el estilo y calidad de vida que deseamos. Todo necesita de nuestro esfuerzo y entrega, pero eso sólo hasta cierto punto. Entonces ahí en ese punto, es donde entra en acción nuestra habilidad para delegar, en el momento preciso y ganar así preciosos minutos e incluso horas para nosotros, para nuestros sueños, para nuestro Hogar. Creo que una vida sin tiempo para la familia, para hacer realidad nuestros sueños por más locos que sean, no es vida, de ninguna forma. Yo estoy aún en la lucha y no puedo decir que si yo lo hice por que no tú, pero sí vivo y avanzo con el letrero sobre la frente que dice, si ellos pueden por qué no yo.

Los riesgos en los negocios:

miedo al fracaso

En este mundo de los negocios por internet las posibilidades son amplias, pero todas necesitan de un gran esfuerzo de nuestra parte. No es cierto de que aquí todo es fácil; en realidad ni fácil ni difícil, aunque parezca contradictorio es así. Yo pasé mucho tiempo navegando a la deriva en un mar de información, con una serie de cursos comprados pero aún así sin saber por donde comenzar. Cuando quería hacer algo, venía a mí el ya clásico estribillo “¡tomar acción!,¡ tomar acción!,¡ tomar acción!,…” y al final no lo hacía, y por qué, -solo para ustedes- “…tenía miedo”, si mucho miedo. Estamos dispuestos a ganar mucho dinero pero no a gastar y si nos va mal, a perder, ni hablar. Todo negocio trae consigo sus riesgos, lo que invirtamos en él entra en juego, así que es bueno saber como mover todas nuestras fichas en este juego comenzando con un buen plan de negocios.

El riesgo es parte de nuestra vida, ya bien se dice que quien no arriesga no gana. El miedo es una emoción de primer orden que viene dada  de la aversión natural y espontanea al riesgo o a las amenazas externas. El desconocimiento nos lleva a que ésta séa más intensa, pero ahora hay el problema del desorden, ahí es donde entra el tema del enfoque. Tenemos que priorizar nuestras necesidades, y una de ellas es la adquirir conocimiento, tener una buena capacitación, contínua e intensa. Teniendo el objetivo en la mira podemos enfocarnos en nuestras prioridades para lograr nuestra gran meta, no cabe la distracción porque lo que sucede más a menudo es que se pierde el enfoque fácilmente e igualmente de fácil pronto uno se siente abrumado ante tanta información, pues si pierdes el enfoque entonces has perdido la brújula, no la pierdas.

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.