3.4 (68%) 5 votes

Invertir nuestro dinero es algo que puede llegar a preocupar a muchos a medida que nos enfrentamos a nuestros gastos, aunque tengas un trabajo o cualquier otra fuente de ingresos, nos preocupa ganar 3.000 y deber 6.000, es esa sensación de nadar a contra corriente, y ver como nuestro nivel de deuda va aumentando conforme pasan los años. Y lo que es peor aún, no entender cómo llegamos a esa situación, aún teniendo unos ingresos más o menos estables. A primera vista la solución estaría en generar más dinero para liberarnos de las deudas. En la gran mayoría de los casos no sabemos cómo hacerlo o cuáles son los puntos más importantes para comenzar a ordenar nuestras finanzas personales. Aún generando más ingresos o consiguiendo un trabajo mejor remunerado, pronto nos encontramos en la misma espiral de deuda pasados unos meses. En definitiva, no encontramos esa estabilidad económica, aunque aumente nuestros ingresos.

Nuestros hábitos y la manera en que tomamos nuestras decisiones definen nuestra forma de afrontar nuestra economía personal y limitan nuestras capacidades, no sólo de generar más dinero, sino que somos incapaces de gestionar bien nuestros ingresos aunque sean muchos o poco, nuestras posibilidades se esfuman ya que nuestra visión del dinero y la forma en que lo manejamos nos llevaran por el mismo camino.

Por ello debemos tener un plan, o mejor dicho: invertir. Se trata de que tengamos una estrategia y que la sigamos continuamente para no hacer un mal uso de nuestro dinero, no dejarlo escapar y sacar el mejor rendimiento. Invertir no se trata sólo de comprar acciones, tener un fondo de inversiones o comprar un inmueble para alquilarlo, ya que la gran mayoría no tiene el capital suficiente para entrar en este tipo de instrumentos. De lo que se trata es de buscar una estrategia y planificar nuestra economía adaptándola a nuestros recursos. Hay que tener un plan de inversiones que defina nuestra forma de actuar cuando tengamos que decidir cómo vamos a distribuir nuestro dinero, que deudas debemos pagar primero, cuánto debemos destinar al ahorro y cuál es la meta que queremos alcanzar.

¿Pago mis deudas o invierto?

Partiendo de la premisa de que invertir nos aporta beneficios y tener deudas no los arrebata, a veces se piensa en invertir y pagar las deudas con esos rendimientos, o también endeudarnos para invertir y luego pagar con los rendimientos. Definitivamente no nos conviene, basándonos en el hecho de que los intereses generados por estas deudas suelen hacerlas crecer hasta un punto que las ganancias obtenidas de esas inversiones se diluye y  no compensa. Igualmente pedir un préstamo para invertir es de entrada la opción menos aconsejable. Obtendremos más beneficios invirtiendo nuestro poco dinero ahorrado, aunque sea una mínima cantidad, es preferible a que tengamos que arriesgarnos a salvar las tasas de interés de ese préstamo, obtener una buena rentabilidad, pagar impuestos y salvar la inflación. Adicionalmente, siempre debemos considerar que invertir es poner dinero en riesgo, y no es lo mismo arriesgar un capital que debemos amortizar a un capital que ya tenemos ahorrado. Por ello, a la larga, es más rentable esforzarnos en pagar nuestras deudas antes de invertir.

Producto disponible en Amazon.es

También es importante antes de invertir que tengamos cubiertos nuestros gastos mínimos de subsistencia  (Alimentación, vivienda, transporte, etc.) así como tener un fondo de ahorro que nos permita vivir al menos tres meses si perdemos nuestros ingresos. Esto como mínimo nos dará unas garantías y una seguridad que luego hará crecer nuestro dinero de forma optima. Es preferible prepararnos para la inversión a futuro reordenando nuestro gastos, cambiando nuestra forma de consumir, ajustarnos bien para acelerar el proceso de pagar nuestras deudas y eliminarlas lo máximo posible.

Lo primero es hacer un balance a conciencia de nuestra deudas y analizarlas al detalle los plazos de pago, cuanto nos queda por pagar y cuáles son los intereses de cada una. Haz un registro de todos tus gastos, recopila tus extractos de tarjetas de crédito y todo aquello que represente salida de dinero. Con esto, hallaremos una imagen real del uso de nuestro dinero. Luego céntrate sólo en tus necesidades reales y de subsistencia y los demás gastos hay que suprimirlos, es un esfuerzo que debemos realizar para colocarnos en el camino del crecimiento.

La gran mayoría de los expertos aconsejan pagar primero la deuda que tenga la mayor tasa de interés, o aportar más pagos a esa, hasta ir bajando a la menor:

Otra forma que puede ayudarnos y de ver los resultados de forma más rápida (pero menos optimo) es pagar las deudas más pequeñas y luego las más grandes sin tomar en cuenta las tasas de interés. Veremos los resultados más rápido y nos dará mucho ánimo para mantener la disciplina, luego pondremos todo el esfuerzo en amortizar la más grande:

 

Ahorrar para alcanzar nuestros objetivos:

Normalmente no se le presta mucha importancia a la parte del ahorro, y es fundamental, porque sin ello no podremos llegar a nuestra meta de inversión. El ahorro es lo que nos va a permitir la tranquilidad de manejar un capital destinado a ese objetivo con total garantía y sin preocupación. Si hemos sido capaces de eliminar nuestras deudas cambiando nuestros hábitos, ahora es el momento de no dejar escapar ese dinero y de mantenernos motivados. Aún no hemos empezado a invertir y ya podríamos ver los frutos de nuestro sacrificio, estaremos más tranquilos sabiendo que aunque una pequeña cantidad de dinero esta ahorrado podemos saber con lo que contamos. No importa la cantidad, el resultado del ahorro es muy gratificante, ver cada mes como aumenta nuestro patrimonio nos llena de optimismo.

Llegar a un buen nivel de autocontrol de nuestro dinero e ir aumentando nuestro ahorros no es fácil, pero veremos resultados mes a mes, incluso más rápido que si lo invertimos. Es necesario por ello hacer una buena administración y distribución de nuestros ingresos, dedicando al menos un 10 % a nuestras metas de inversión. Aunque al inicio esta cantidad es mínimo,  al mediano y largo plazo y con la ayuda de la reinversión será un excelente punto de partida para lograr un buen capital para invertir constantemente.

Fondos de inversión indexados:

El fondo de inversión es un producto para ahorrar que congrega a un extenso número de personas que desean que su dinero sea invertido. Una entidad gestora se ocupa de realizar las gestiones para invertir el dinero en activos que pueden llamarse acciones, títulos a renta fija, derivados, otros fondos de inversión o combinaciones de fondos. Por todas estas gestiones las entidad gestora cobra comisiones.

¿Cuál es el funcionamiento de un fondo de inversión?

El particular que compra un fondo de inversión no lo compra entero, sino que adquiere una pequeña porción de su cartera llamada participación y su precio a determinada fecha es el valor liquidativo del fondo. Las participaciones que una persona adquiera, raramente son un número entero.

La entidad gestora recoge el dinero resultante de la venta de participaciones de un fondo de inversión y lo incluye en el fondo de inversión pudiéndolo invertir en acciones, renta fija, etc., o mezcla todos estos si su política de inversión así lo aconseja. El patrimonio del fondo lo constituye el total del dinero que tiene ese fondo. Respecto a los títulos del fondo, se conocen como los activos del fondo formando en su conjunto la cartera del fondo.

Quien invierte en un fondo de inversión se hace con una pequeña parte de la cartera del fondo, es como una versión mini del fondo en su totalidad, con puntos muy fuertes como:

– Liquidez: Cuentan con la ventaja de que el inversor puede disponer de su dinero en el momento que lo necesite.

– Rentabilidad: Cualquier fondo de inversión permite conseguir condiciones muy favorables de contratación, que repercutirán a favor del fondo y de sus partícipes, gracias a la buena gestión de fondos realizada por los gestores de la cartera de inversión de los fondos para poder obtener inversiones rentables.

– Fiscalidad: El patrimonio que se gane o pierda a consecuencia de la transmisión de participaciones en fondos de inversión se integrarán en la base imponible del ahorro del IRPF sin importar su periodo de generación.

– Diversificación: Los fondos invierten en lo que se denomina un conjunto de valores o mercados financieros que consiguen que disminuya el riesgo de la inversión a diferencia de aquellos productos que invierten únicamente en un valor o mercado y así se buscará rentabilizar las inversiones al máximo.

Diversificación o diversificar es sinónimo de  reducir el riesgo de la inversión y conseguir menores fluctuaciones en la rentabilidad a medio y largo plazo.

Ventajas para el inversión en un fondo:

-No es necesario invertir mucho dinero.

-Los fondos se compran y venden con facilidad, desde el propio banco o incluso online.

-La regulación de los fondos es muy alta y el fondo no puede hacer lo que quiera con el dinero del inversor sino que debe de seguir el reglamento de gestión amparado en el marco de la Ley y Reglamento de las Instituciones de Inversión Colectiva. Además, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) protege a los inversionistas en fondos de las malas actuaciones de los gestores.

-Los fondos no suelen garantizar rentabilidad alguna a excepción de unos pocos garantizados.

-Los gestores de los fondos son profesionales.

Los fondos no son todos iguales ya que en algunos de ellos son mayores las comisiones que se cobran, otros son más rentables… pero siempre constituyen una excelente opción de inversión en mercados a los que al pequeño inversionista le resulta complicado el acceso o para los inversores que no tienen mucho tiempo para gestionar sus inversiones.

Invertir en Fondos indexados:

Los fondos indexados son los que su política de inversión es la de replicar un índice ya sea bursátil o de renta fija sin desviarse del índice. Por ejemplo, un fondo intenta replicar el índice Eurostoxx 50, comprara todas las acciones que correspondan a este índice y estaría haciendo una pequeña versión sobre él.

Partiendo del hecho de que los mercados en el largo plazo siempre se desarrollan al alza y siguen una tendencia alcista, incluso en momentos difíciles, es conveniente poner nuestros ahorros a trabajar siguiendo esta corriente a largo plazo.

Invirtiendo en un fondo indexado nos da la posibilidad de seguir la corriente de los mercados a largo plazo sin importar nuestros conocimientos en bolsa y la experiencia. La idea de esto es darle estabilidad a nuestros ahorros al largo plazo, vencer la inflación y hacer de la inversión un proceso automático y constante.

Ingresos pasivos con poca inversión

Encontrar y conseguir nuevas fuentes de ingreso pasivo, es decir dinero que se genera sin necesidad de que estemos presente, ¡incluso mientras duerme!, he leído por ahí “quien trabaja duro no tiene tiempo de ganar dinero”, ¿suena raro verdad? Se refiere a trabajos en el cual cobramos solo por nuestros esfuerzos personales, por ejemplo ser empleado o profesional independiente. Cobramos en monto determinado por hora de trabajo, y no podemos superar eso, lo único que podemos hacer es trabajar más horas. La única forma de ganar más es obtener un negocio que funcione sin nosotros, ya sea con personas a nuestro cargo o de forma automática. (Por ejemplo cobrando alquileres, rentas, regalías, intereses, etc.). Otro ejemplo seria cobrar muchas veces por cada hora de trabajo, es el caso por ejemplo de los autores, ya sea de Libros, programas, páginas web, redes de afiliados, etc., los cuales crean un producto que se vende muchas veces. Es decir no es que no tenga que trabajar, tiene que hacerlo para poner en marcha estos mecanismos, y luego mantenerlos, esa seria idealmente su tarea, encontrar o inventar el negocio, establecerlo, controlarlo. ¡Y luego buscar el siguiente! Así eventualmente lograra que los ingresos pasivos superen el costo de vida y obtendremos la preciada libertad financiera.

¿Cómo empezar si tengo bajo capital?

Bien, algunos de los negocios requieren de una inversión inicial, otros no, Según el libro “múltiples Fuentes de ingreso” de Robert Allen, de nuestro ingreso actual deberíamos invertir en nosotros el 10%, se refiere a ahorrarlo e invertirlo, ¿parece muy difícil? Se puede lograr de esta forma: Empiece por anotar todos sus gastos en un mes, luego estúdielos, le aseguro que encontrara la forma de disminuirlos de alguna forma para poder separar el 10%, incluso si no lo hiciera, seguramente puede empezar al menos con un porcentaje menor. La buena noticia es que bien invertido, este capital empezara a generar ganancias, con lo cual en un par de meses le ayudara a generar más y más dinero. ¿Le parece imposible? No lo es.

-No quiero correr riesgos, “más vale pájaro en mano que cien volando”

Hablemos del riesgo, el riesgo existe en todos los negocios, generalmente es proporcional al beneficio. Por eso siempre se analiza en base al mismo. La actitud que deberíamos tener frente a él no es temerle sino que debemos conocerlo, entenderlo, preverlo y controlarlo. Si queremos progresar debemos mantener la mente abierta y evitar caer en nuestros mayores enemigos, el temor y la codicia. Según yo lo veo, si uno se abstiene de correr riesgos esta en realidad corriendo un riesgo aun mayor, el de trabajar toda su vida para pagar impuestos, para enriquecer a sus jefes, limitado al tiempo que tiene disponible, para finalmente jubilarse y estar obligado a mantenerse con la jubilación que nos toca, y el ciclo se perpetua a nuestros hijos y nietos. Es un panorama triste por cierto, pero no tiene por que resignarse, hay salidas de ese sistema, empiece a leer al respecto, el conocimiento financiero es el mayor bien que puede obtener, alguien que descubre como generar riqueza puede perder dinero alguna vez, pero lo recuperará, porque sabe cómo hacerlo. ¡Invierte en ti mismo!

-¿Qué tipo de negocios son?

Con el desarrollo de internet existen nuevos tipos de negocios, que aunque le parezcan demasiado buenos para ser verdad hay gente beneficiándose de estas oportunidades “imposibles” desde hace años. Consiguiendo un beneficio de entre 5% y 30% o más sobre su capital por mes. De hecho la gente que se hace rica debe haber conseguido ganar beneficios incluso superiores a esos para alcanzar su fortuna dentro del periodo de su vida, ¿no le parece? Internet no solo ha permitido que muchas empresas ahora nos sean accesibles desde cualquier lugar del mundo, también nos da acceso a toda la información que queramos sobre casi cualquier tema, es un mercado de miles de millones de personas y crece constantemente, imagine negocios abiertos las 24hs, traducidos a varios lenguajes, con posibilidad de aceptar pagos y enviar productos a cualquier lugar del mundo, funcionando en forma parcial o completamente automática. Su magnitud es tan grande que es difícil de imaginar, ¡Y crece constantemente! ¿Qué le parece? Un ejemplo es el mercado Forex, de intercambio de divisas, es uno de los mercados más grandes del mundo y opera por internet, por eso está abierto las 24 hs, y es accesible para cualquiera con una computadora e internet. Algunos de los negocios de mayor crecimiento en internet son: Publicidad mediante páginas web, Intermediarios con el Forex, Programas de Inversiones de alto rendimiento, Marketing de redes, entre otros que podrás ver aquí.

Trading social:

Con el Trading social puedes seguir y copiar las inversiones de los mejores traders, ganando lo mismo que ellos, automáticamente, con las redes de inversores.

La copia de movimientos se hace automáticamente, (solo con darle al botón de “copiar”) y tú solo tendrás que preocuparte por los inversores a los que sigues. Podrás mantener comunicación directa con ellos y seguir todos sus movimientos. Funciona muy parecido a Facebook, lo único que en esta red social no pierdes tu tiempo, si no, que ganas dinero real.

Busca a los mejores gurús del trading y cópialos. Puedes buscar por muchos parámetros disponibles: riesgo, beneficios, tamaño medio de sus inversiones, porcentaje de operaciones ganadoras, etc., de ese modo, puedes optimizar tu cartera de inversión social.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas:

– Puedes tener acceso a las inversiones de gente con mucha experiencia.

– Si tienes dominio de Forex puede resultarte útil para copiar a especialistas en materias primas o bolsa para diversificar tus inversiones.

– Las operaciones se desarrollan prácticamente de forma automática

– Es de gran ayuda para iniciarnos en el mundo de las inversiones.

– Hay una gran variedad para operar con  ETFs,  Forex, Bolsa y mucho más.

Inconvenientes:

-La gran parte de los inversores toman muchos riesgos y utilizan un alto grado de apalancamiento.

-Hay que estar muy pendientes de todos y cada uno de los resultados de los traders que has escogido.

-Debes estar dispuesto a correr un alto riesgo con este tipo de inversiones.

 

También te puede gustar

Los mejores empleos para trabajar sin estudios universitarios

Consigue el trabajo ideal sin estudios universitarios