El negocio de venta de artículos usados o de segunda mano ​​no es nuevo, en realidad es bastante viejo, no obstante es una idea de negocios con poca inversión y que puede ir creciendo escalonadamente a la medida de nuestras posibilidades. La idea de negocio es simple: comprar y vender casi cualquier cosa con un buen margen de ganancia.

Vamos a intentar ver desde una perspectiva bastante amplia las posibilidades que podemos tener con este tipo de negocios, y la forma de decidir lo que es más conveniente al iniciar este tipo de tiendas, para ello nos vamos a centrar en la comercialización de artículos usados ​​a través de una tienda:

El tipo de tienda:

En primer lugar necesitamos saber qué tipo de tienda tenemos  en mente, si la estrategia va a ser de tipo global o nos centraremos en una temática. En el mercado ya hay algunas multi-tienda (que se vende un poco de todo), presentan una variedad de objetos, que puede ir desde un ordenador a un teléfono móvil. En este tipo de tienda hay gran dificultad en la asignación del precio de las mercancías. Porque si la diversidad de artículos es mucha debemos tener una cultura general y un conocimiento muy amplios, para acertar con la valoración de los diferentes objetos que componen nuestro stock.

Hay que saber distinguir muy bien la calidad y el potencial de los artículos. Se necesita una gran cantidad de información, a veces se puede lograr a través de una búsqueda en Internet, incluidos los precios, pero si los productos tienen algún daño oculto (detectable sólo por especialistas) pueden ser un autentico fiasco y perdidas de ventas.

Nuestros proveedores:

La gran mayoría de las veces nuestros proveedores son también los usuarios finales. El origen de los productos, puede ser diferente, pero no se sorprenda si se aparecen para comprar artículos robados. Las cuestiones jurídicas no deben pasarse por alto porque es contra la ley ser receptor de material robado y poner en peligro nuestra idea de negocio.

Algunas de las razones que llevan a las personas a vender sus productos en las tiendas de segunda mano son: la falta de dinero, o la compra de un artículo sin utilidad o la salida de nuevos modelos del mismo artículo. Sin embargo, el propietario tiene varias soluciones para deshacerse de estos activos. En Internet hay varios sitios web que venden artículos de segunda mano, pero tienen el inconveniente principal de los gastos de envío y el temor a ser consumidores engañados, aquí tenemos algo a favor.

Los propietarios de los artículos tiene varias opciones antes de ir a nuestra tienda de segunda mano:

1. Venta a través de sitios en internet de clasificados

2. Venta a través de anuncios en periódicos

3. Venta conocidos (contactos de la red)

4. Donarlos

La competencia:

Aunque muchas tiendas pueden tener todavía ciertos artículos, las tiendas de antigüedades, las librerías, los coleccionistas y casas de empeño son actividades muy antiguas y  siempre han comprado lo que verdaderamente tiene  valor. Además, las mismas empresas pueden ser receptores de artículos usados. Las tiendas de tablas de surf, pueden tener una sección de tablas usadas ​​para la venta, que pueden derivar las operaciones de recompra o compra directa.

Los objetos sin valor se pueden reciclar. Ahora, aquí está tu oportunidad, la gente en vez de tirar (perder dinero) tratará de recibir una ganancia aunque sea poca. Para los artículos de bajo valor, se deben evitar grandes gastos en reparaciones ya que no cubriríamos ni los gastos de la compra

 Las oportunidades en este tipo de negocio:

Verse bien es el concepto detrás del negocio de los artículos usados ​​y de segunda mano, el hecho de centrar el negocio en un nicho de mercado poco explorado, puede tener cierto éxito con la novedad. Ejemplos:

1. Tienda de bicicletas usadas

2. Tienda de material de apoyo para la movilidad (sillas de ruedas, andadores, muletas)

3. Tienda de relojes usados

La reparación o limpieza de objetos es un servicio adicional y es lo que constituye el valor. En el caso de los relojes, y las bicicletas y otros objetos que sólo necesita una buena dosis de aptitud para reparaciones menores.

Artículos problemáticos:

Todos los artículos de tecnología son de gran peligro, ya que su valor disminuye. Un televisor de plasma puede tener un precio al comprarlo nuevo, pero con el paso del tiempo es posible comprar el mismo televisor con funciones más avanzadas por la mitad del precio y nuevo, el caso de los ordenadores es similar, ahora tienen un precio y en pocos meses se puede comprar por la mitad del precio nuevo.  Así que en este tipo de artículos hay que estar muy informado para saber valorarlos y venderlos bien, ya que podríamos perder bastante dinero.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Por qué tener un plan de pensiones

Muchos hemos oído hablar de los planes de pensiones y otros productos previsión