alquiler de negocio

En contadas ocasiones  dejamos apartadas las ilusiones de montar nuestro negocio por los altos costos que implica los alquileres de un local comercial. Y es que se deben valorar varios factores antes de alquilar un local u oficina para tu negocio, ya que es fácil caer en la trampa de que necesariamente necesitan un local comercial para que su idea de negocio tenga un éxito asegurado, esto es realmente un mito, y el hecho de tener un local o oficina para nuestro negocio  debe ser una meta planificada y programada para lograrlo gradualmente y al ritmo de crecimiento de nuestro negocio.

Hay que tomar en cuenta varios factores, antes de lanzarnos a la aventura de alquilar un local para iniciar nuestro negocio:

– Cuidado con los alquileres demasiados altos. El alquiler de un local varía de acuerdo a su ubicación. Si el flujo de personas es mayor el alquiler también lo será. Esto puede ser una ventaja siempre que se aproveche ese tráfico ofreciendo productos específicos para el tipo de mercado que circula. De lo contrario, el alto costo del alquiler puede echar por tierra tus ingresos.

– Toma en cuenta los costos de adaptación del local u oficina. Dependiendo del tipo de local, oficina que necesites, debes tomar en cuenta estos costos que pueden ser: iluminación, líneas telefónicas, pintura, decoración y remodelaciones. Así mismo los costos de publicidad, ya que debes hacer que se vea ( carcelería, rotulación, iluminación exterior, etc.)  y tienes que considerarlos dentro del presupuesto.

– Considera el presupuesto de mantenimiento. Hay que considerar los costos de mantenimiento del local que regularmente son cuotas establecidas por los centros comerciales o edificios donde alquilas el  local, así como, seguridad, alarmas, circuitos cerrados de cámaras, etc.

trabajo en casa

Tomando en cuenta lo anterior, es conveniente alquilar un local cuando estés plenamente consciente de los costos que implica y estés preparado financieramente para soportarlos, esto irá en función del crecimiento de tu empresa, y debe ser gradual, planificado y acorde a la capacidad financiera para soportar dichos costos.

No obstante, son muchas las empresas que han iniciado su actividad, sin un local u oficina en un principio, y que han ido creciendo gradualmente, hasta tener la capacidad financiera para hacerlo. Por ello puedes optar por alguna de estas soluciones:

Iniciar un negocio desde casa. Antes que empezar por alquilar una oficina para nuestro negocio, por qué no empezar habilitando una oficina en nuestra casa. Tal vez nuestro hogar no esté en un sitio comercial o cercano a nuestro público objetivo, pero si hacemos una buena promoción y publicidad, nuestros clientes nos buscarán y encontrarán donde sea que estemos.

Compartir oficina. Es una buena salida para un inicio y de esa forma poder ahorrar dinero en costes mensuales. Además puedes recibir a clientes, dando una apariencia más profesional. Muchos optan incluso por reservar zonas en hoteles o centros de negocios para sus reuniones de negocios, es una gran ventaja de las oficinas compartidas.

Iniciar un negocio en Internet. Antes que crear un negocio que implique el alquilar un local o una oficina, por qué no iniciar nuestro negocio en Internet. Podemos crear una página web donde ganemos dinero por publicidad, o crear una página web o tienda virtual en donde promocionemos y vendamos productos, que al ser pedidos, en caso no los fabriquemos nosotros, podemos comprarlos en el momento, o tenerlos almacenados en un pequeño cuarto en nuestro hogar.

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.