lactancia

La conciliación entre empleo y maternidad ha tenido en estos últimos tiempos cambios importantes y es un punto importante en la transformación de la vida familiar. Ser madre trabajadora, es para la gran mayoría de la mujeres, un auténtico reto personal con numerosas dificultades ya que la forma en que se organizan las empresas así como las estructuras sociales no van al mismo ritmo de estas necesidades. Olaya Martínez, psicóloga Valencia y especialista en terapias post parto, nos señala como una preocupación constante de las madres, el cumplir con las obligaciones laborales en medio de esta nueva etapa de la vida, la cual puede llevar a la pérdida de control de determinadas situaciones e incluso ser causa de depresión.

Pero, ¿es posible la conciliación familiar?

Hablando un poco de cifras el panorama es bastante desalentador, ya que más de la mitad de las mujeres afirma que tener niños es un impedimento para desarrollarse profesionalmente. Además que el mismo porcentaje aseguran que después de tener hijos se han visto obligadas a reducir su jornada laboral o interrumpir el trabajo por al menos un año.

Esto hace que el retraso de la etapa de la maternidad esté muy condicionado por la carrera profesional y la educación. Siendo la edad media entre 34 y 40 años las que retrasan la maternidad cuando tienen estudios superiores y aspiran a desarrollarse profesionalmente. Otra oportunidad para no dejar la carrera profesional definitivamente es optar por la excedencia o  la jornada parcial.

mejorar productividad en el trabajo

Esta necesidad de conciliación laboral y familiar se ha planteado de forma contundente a niveles internacionales como una nueva realidad social que hay que afrontar y resolver.

En los últimos años se han multiplicado las medidas que avalan la igualdad entre hombres y mujeres y que den protección a las mujeres de su derecho a la maternidad, con horarios más flexibles; permisos que sean remunerados, permisos por paternidad, flexibilidad de horarios para la lactancia, así como ayudas por tener hijos.

Lamentablemente estas mejoras no han ayudado a poner fin a un grave problema para la gran mayoría de las trabajadoras que es la gran desigualdad en el trato a causa de la maternidad.

negocios rentables desde casa

Este trato discriminatorio se hace más frecuente en la medida que las mujeres desempeñan más empleos asalariados. Por ello no es casualidad, que muchos cambios emocionales se produzcan en esos momentos de tensión laboral y familiar, y donde el deseo de ser madre se ve cuestionado por estos factores. Por ello es importante contar con una psicóloga maternidad que nos apoye en estas dificultades para la vida laboral, como también para la vida social, deportiva, pareja, etc.

Pero se ha avanzado mucho garantizar derechos laborales que eviten los despidos por causas de embarazo y para garantizar que se cumpla con los permisos pertinentes y que no se lleguen a situaciones discriminatorias en lo laboral.

También te puede gustar

Trabajar como Auxiliar de Jardín de Infancia

Estar al cuidado de los niños es una tarea muy apasionante y sobre todo ver el desarrollo que va desde la infancia a la adolescencia es un privilegio muy enriquecedor, es por ello que conseguir trabajo como Auxiliar de Jardín de Infancia puede ser una opción para aquellas personas que quieran trabajar en el cuidado de los niños y les apasione.