empleo 2.0 caso hyla ibeÌ-rica

¿Sabías que el 80% de los responsables de recursos humanos de las empresas reconoce que ha consultado las redes sociales para valorar a los candidatos? La forma de buscar empleo y de ofrecerlo está cambiando. Ya no se trata simplemente de enviar un currículo por correo electrónico, se trata de crear canales de acceso que apunten hacia ti.

El Caso de Hyla Ibérica. Cambio de mentalidad: De empleado a profesional

Las prácticas del empleo 2.0 no implican enviar currículos de la manera convencional sino más bien lograr que el trabajo nos encuentre gracias al posicionamiento de nuestra marca profesional. Para lograrlo es fundamental tomar la iniciativa y participar activamente en las comunidades sociales que nos interesan. Se trata de cambiar de mentalidad y pasar del rol de empleado al de emprendedor. De hecho, el empleo 2.0 se basa en la conversación, en el trato entre iguales, no es pedir un trabajo, es lograr que te lo propongan.

Hyla Ibérica (hylaiberica.es), por ejemplo, es una de las empresas que crece a pesar de la crisis y que apuesta por el empleo 2.0. Actualmente tienen algunas ofertas de trabajo publicadas en portales como InfoJobs pero siempre están abiertos a nuevos candidatos. De hecho, han diseñado una sección en su propia página web para que tanto los interesados en trabajar en la empresa como los que quieran dejar opiniones sobre Hyla, puedan contactarles de forma electrónica y proponer sus habilidades, así como enviar su curriculum. De esta forma, no se limitan a buscar a una persona para cubrir un puesto vacante sino que van a la caza de nuevos talentos.

formulario hyla trabajo
Formulario de la web Hyla Ibérica para enviar currículum a una de sus delegaciones.

 ¿Cómo lograrlo?

Gracias al networking podemos hacer contactos que en la vida real prácticamente serían imposibles. Podemos conocer a profesionales que se encuentran al otro lado del mundo o en nuestra misma ciudad pero que se mueven en círculos que normalmente no frecuentamos. Redes sociales como Twitter y Linkedin son excelentes para lograr este cometido. Sin embargo, no se trata simplemente de crear un perfil y estar presentes sino de transmitir valor, de compartir información y participar activamente en las conversaciones. El secreto radica en construir una reputación profesional a través de la participación y teniendo en el punto de mira las empresas que nos gustarían que nos contratasen.

La empresa: De reclutadora de última hora a cazadora de talentos

Internet no solo han cambiado la forma de buscar trabajo sino también la manera en que las empresas buscan y analizan a los candidatos. De hecho, en la actualidad casi el 70% de las empresas usan los portales de empleo para encontrar a los candidatos para un puesto. Por supuesto, las redes sociales han supuesto una nueva vuelta de tuerca en el mundo de la selección de personal y ya no se trata simplemente de buscar candidatos sino de conocer profesionales, incluso antes de que la empresa los necesite, es lo que se conoce como “candidatos pasivos”.

El estilo de reclutamiento se enriquece con las redes sociales ya que los encargados de recursos humanos también bucean en las comunidades talentosas, entornos en los que pueden encontrar a profesionales del sector e interactuar. A través de estos medios pueden evaluar fácilmente su capacidad de liderazgo, sus valores y el nivel de conocimiento y profesionalidad.

También te puede gustar

Negocios rentables que funcionan para emprendedores

Si buscas ideas de negocios rentables y sin inversión, te proponemos algunas formas para encontrarlos