2 formas para crecer

No es una novedad que cada propietario de empresa quiera ser capaz de hacer crecer su negocio, pero con mucha frecuencia estos mismos empresarios se sienten abrumados con todas las opciones diferentes que comprende el crecimiento de un negocio que se quedan paralizados y no saben que camino tomar.

A esto se le llama la parálisis del análisis, cuando tienes tantas opciones en las que centrarte y que no sabes cual abordar primero. Hay una manera de ayudar a superar esta parálisis de análisis, y es la de disminuir el número total de opciones en las que puedas centrarte y así no dejarte confundir, y de esta forma poder seguir adelante con la determinación y los planes de éxito.

Para ayudarnos a minimizar este agobio y ser capaces de concentrarnos en las cosas que de verdad importan hay que simplificar las opciones de éxito. Por increíble que parezca, realmente hay sólo dos maneras en que una empresa crece, y si permanecemos enfocados en ellas de seguro tendremos éxito.

Las dos formas de hacer crecer tu negocio de forma rápida:

1. Conseguir nuevos clientes:

Sí, es así de simple, si usted puede conseguir más clientes nuevos que compren lo que está vendiendo su negocio crecerá. Para ello, debe encontrar tu cliente ideal, hablar con ellos, hacerles saber porque deben confiar en ti y luego cerrar la venta.

Cada empresa tiene que hacer esto de forma continua, y de forma automática para que puedas centrarte en la segunda forma de hacer crecer tu negocio.

2. Consigue que tus sus clientes actuales atraigan más clientes:

Esta es la segunda y más eficaz manera de hacer crecer tu negocio. Tiene un rendimiento mucho mayor de la inversión y puede llevarte a un mayor éxito incluso más rápido.

Hay dos maneras importantes de hacer que tus clientes actuales te ayuden a aumentar las ventas de tu negocio. La primera forma de hacerlo es conseguir que los clientes actuales compren más artículos ofreciéndoles ofertas especiales para los que sean recurrentes.

crear empresa

La segunda forma, y una de las más beneficiosas, es conseguir que tus clientes actuales logren captar nuevos clientes a través de las referencias. Esto se hace de manera sencilla cuando tenemos clientes satisfechos y le pedimos una referencia.

Si a la gente le gusta y están contentos con el trabajo, los productos y/o servicios que prestas ellos estarán encantados de decirle a otros clientes y de recomendarte. De está forma podrás conseguir una mayor rentabilidad, incluso puedes hacer algún tipo de incentivo para tus clientes actuales en agradecimiento a esas referencias.

Estos incentivos pueden ser del tipo descuentos o servicios extras. Cuanto más se les recompense tus referidos hablarán mejor de ti y de esta forma más crecerá tu nuevo negocio sin gastar energía más tiempo y esfuerzo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Plan para ser un emprendedor de éxito

Aunque en la vida del emprendedor hay mucha incertidumbres, bien merece la pena poder alcanzar nuestro éxito.