Con el oro cotizando al alza, han aparecido nuevas técnicas para falsificarlo, algunas de las más ingeniosas y valiéndose de la última tecnología para lograr un acabado nunca antes visto. De modo que surge la pregunta: ¿cómo distinguir el oro auténtico del oro falso a la hora de hacer negocios? A manos de un experto, puede llegar a ser muy fácil detectar el oro falso, pero incluso los profesionales de la compraventa oro express  tienen problemas algunas veces para certificar el oro auténtico. Existen diversos métodos que se aplican para averiguar si se trata de un producto falso o por el contrario de un metal precioso, y depende del acabado: certificar joyas pequeñas como pendientes de oro, cadenas de oro, anillos de oro, pulseras de oro no requiere de los mismos métodos que se aplican en el caso de lingotes, mondas, pepitas u oro en estado natural o recién extraído de la mina.

Existen tres métodos fundamentales a la hora de certificar el oro cash y comprobar su pureza: probadores de oro,  análisis químicos o por la prueba de la densidad. Estos métodos son obviamente para compradores más profesionales o gente interesada en comprar oro de forma distinta al mercado del oro a la que lo harían en una joyería, al comprar un anillo de oro por ejemplo.

Examinar joyas de oro y las inscripciones

En el caso de una joyería, a la hora de comprar un anillo o cualquier joya, podemos comprobar atentamente el acabado. La mayoría de las joyas suelen llevar dos marcas: una de tres cifras y otra de dos cifras. La de tres cifras suele indicar las milésimas de oro, es decir su pureza y la marca de dos cifras indicaría el fabricante. Así, una marca de 750 nos indicaría que se trata de un oro con una pureza del 75% o lo que es lo mismo, de 18 kilates. El oro de 24 kilates, marcado con 999 es oro puro y casi nunca lo encontraremos en una joyería pues es demasiado blando. También, examinando la joya a comprar, debemos comprobar que sea perfecta, sin porosidades ni excesivas rayas de uso. Si queremos una pieza de oro, nos aseguraremos de que no se trata de Goldfill que es a veces marcado con GF. La marca o insignia Goldfill o Goldfilled se compone de una lámina de oro unida mediante presión a altas temperaturas a un metal  base como latón. Algunas joyas Goldfilled pueden tiener el mismo aspecto que el oro de 14 kilates (58% pureza). Los requisitos de las piezas GF suelen ser las siguientes: si la lámina de oro es de 10 kilates por ejemplo, para que la pieza sea certificada GF debe cubrir al menos 1/10 del peso total de la joya. Si lámina es de 12 kilates, debe cubrir al menos 1/20 del peso total de la pieza. De allí las inscripciones: 10kt 1/10 GF, 1/20 12kt GF o 1/20 14kt GF.

Probadores de oro express

Estos probadores determinan el kilataje de piezas de oro y se pueden adquirir en joyerías o por internet a precios bastante económicos. Estos aparatos usan ácido nítrico en diferentes concentraciones. Se raspa la pieza con una piedra para probar y se coloca el ácido sobre el material depositado en la pierda. Si el material no es oro, dicho material adquirirá un color verde. Aunque este sería el probador clásico, existen muchos otros tipos de probadores como los de densidad o electrónicos.

[amazon bestseller=»detector oro» template=»list»]

La prueba de la densidad

Mediante una sencilla prueba de densidad podemos determinar la pureza de la pieza, si es maciza o por el contrario sólo está chapada en oro. Para ello nos guiaremos por la densidad específica del oro y la fórmula d=m/V donde d es la densidad, m es el peso y V el volumen. Primero debemos pesar la pieza con una balanza de precisión. Después, rellenamos un recipiente marcado con agua hasta cierto nivel y sumergimos la pieza, midiendo la diferencia entre ambos niveles que será el volumen. Ahora, sólo queda dividir el peso por el volumen y comprar el resultado (gramos/cm3 o ml) con la densidad específica del oro: el oro 24K tiene una densidad de 19.32g/ml, oro de 18K 15.58 g/ml, oro de 14K 13.07 g/ml y el oro de 10K una densidad de 11.57 g/ml.

Otros métodos para certificar si el oro es auténtico pueden incluir análisis químicos, radiografías en el caso de los lingotes, ultrasonidos, pruebas mediante imanes o fundir una pequeña porción y comprobar que siga brillando y que no haya impurezas.

También te puede gustar

Iniciar un negocio sin dinero ¿Es posible?

Negocios con poco o nulo capital ¡Claro que se puede!