¿Alguna vez has pensado en iniciar un negocio desde casa? No es tan difícil, o costoso como muchas personas piensan, pero claro, eso va a depender del tipo de idea que tengamos, del producto o servicio que vamos a ofrecer, entre otras incógnitas. Por ello es lógico que nos asalten las dudas a lo hora de iniciar un negocio desde casa, y debemos definir nuestros objetivos desde el principio, para ello vale la pena hacernos algunas preguntas para definirlos:

–  ¿Qué tipo de negocio quieres empezar? ¿Es un producto o servicio? ¿Posees los conocimientos necesarios para desarrollar la idea de negocio? Esto nos dará el punto de partida de lo que queremos.

– ¿Cuánto tiempo podemos dedicar a este negocio desde casa? Seamos realistas y pensemos seriamente sobre la rutina de trabajo que podríamos llevar, esto nos servirá para calcular la cantidad de tiempo que podemos dedicar a este trabajo. Tal vez usted disponemos de cinco horas al día mientras sus hijos están en la escuela, o tal vez sólo dispone de las noches cuando el bebé está durmiendo. ¿Vas a centrarse en encontrar el tiempo para dar prioridad a este negocio? Si le vas dedicar muy poco tiempo o siempre vas a tener una excusa por qué estás demasiado ocupado, este negocio desde casa no va a funcionar.

– ¿Cuáles son los requisitos financieros y expectativas? ¿Cuánto va a costar poner en marcha nuestra idea? Si se trata de un producto, piensa acerca de los materiales que necesitas para desarrollarlo. Y pregúntate cuánto dinero te gustaría ganar este negocio -de modo realista – para que este esfuerzo valga la pena, dado el tiempo que tendrás que invertir. Algunas personas quieren sacar un sueldo completo por mes, o sólo quieres este negocio para cubrirte algunos gastos extras ¿O es para ayudar a pagar la hipoteca?

– ¿Cuánto vas a cobrar por ese producto o servicio? ¿Realmente tu producto o servicio vale la pena? El precio es algo importante para los clientes. Si lo encarecemos demasiado, ahuyentaremos a nuestros clientes potenciales. Si es demasiado poco, bajaría nuestra rentabilidad y perderíamos dinero y nuestro tiempo.

Si bien no hay ciencia exacta en esto de los precios, tener en cuenta un par de cosas que nos pueden dar luces y que es lo más importante: Exactamente ¿cuánto le cuesta producir su producto o servicio? Ponemos el valor de los materiales utilizados, así como el valor del tiempo dedicado. Luego averiguamos el precio que el mercado puede soportar, investigando un poco la competencia.

Ahora la parte difícil: ¿Quién va a comprar lo que ofreces?

¿Cómo averiguar quién es nuestro cliente – y donde podrás encontrar ese cliente? Depende de nosotros convencer a la gente que quiere el producto o servicio que ofrecemos.

Esto se hace a través de una promoción efectiva, creando nuestro propio sitio web y que sea visitado, creando tarjetas y volantes y anunciándote en medios convencionales como la radio o los periódicos locales. Algo muy efectivo es unirte a grupos empresariales, profesionales y grupos de redes sociales de tu área. Puedes crear una tienda en eBay de forma sencilla para tu nuevo negocio.

Y sobre todo, tienes que hacer un buen producto y proporcionarlo. Sólo necesitas ganas para tener éxito con un negocio desde casa. Comienza hoy mismo, porque si no es ahora, ¿cuándo? No retrases tus sueños!

También te puede gustar

Trabajar como Auxiliar de Jardín de Infancia

Estar al cuidado de los niños es una tarea muy apasionante y sobre todo ver el desarrollo que va desde la infancia a la adolescencia es un privilegio muy enriquecedor, es por ello que conseguir trabajo como Auxiliar de Jardín de Infancia puede ser una opción para aquellas personas que quieran trabajar en el cuidado de los niños y les apasione.