objetivo

Venderse uno mismo es lo que buscan las empresas a la hora de contratar empleados. Un currículum vitae bien redactado y con la información adecuada será tu carta de presentación ante cualquier empresa a la que aspires y a la oportunidad de conseguir una entrevista.

Primeramente debes tomar en cuenta que el reclutador no se tomará más de 20 segundos en leer tus datos, por esa razón tiene que estar todo en orden. La información que incluyas debe estar en letra legible y con un tamaño de fuente estándar, entre otras cosas.

A continuación se te enumeran algunos puntos que hay que tener en cuenta a la hora de redactar tu hoja de vida:

curriculum sin experiencia

Generales:

–         Seamos honestos, casi siempre al empezar un currículum, el primer paso es bajar un plantilla Word con un diseño pre cargado.  Esto puede ser un arma de dos filos, puesto que el responsable de leerlo, probablemente haya visto ese formato por lo menos un millón de veces. Eso le resta originalidad o presencia al tuyo. Por otra parte resulta profesional, ya que está dentro de un estándar establecido y es familiar para quien lo lee.  El consejo aquí es que resaltes sólo los datos generales y llenes la información de acuerdo a un patrón común.

–         Los empleados requieren que la información sea fácil de encontrar, evita usar un tamaño de fuente menor a 9 y en primera instancia, recuerda que tu nombre debe ir en un tamaño superior al del resto de la información.

–         Las fuentes Times New Roman o Arial son universales, imagina que mandas tus datos por correo y el empleador no puede abrir el documento tal y como tú lo preparaste a causa de una fuente ajena a su ordenador. Esto es muy común, le aparecerán símbolos de sistema tratando de sustituir algunos caracteres y lo más seguro es que descarte tu currículum.

–         Las viñetas de diseño tampoco son universales, elige punto negro tradicional.

–         Incluye datos que sean de suma relevancia. Hay quienes adhieren a su hoja de vida logros que obtuvieron en la primaria o secundaria y eso es un error, recordemos que un empleador no se tomará más de 20 segundos en revisar tu currículum, así que debes apegarte a lo esencial.

emprender

–         Puedes resaltar tu personalidad con un detalle estético sutil, digamos un toque distintivo y sobrio apenas perceptible, como puede ser una línea en nota al pie de página o, dependiendo del formato que hayas elegido en la plantilla, algo que se adecue al trabajo deseado, pero evita incluir fondos estéticos tales como flores, colores llamativos, papeles rugosos y texturas. Compra papel sencillo y de estructura lisa, es más fácil de leer y retiene su apariencia profesional.

–         En el objetivo maneja las necesidades de la empresa y cómo éstas pueden adecuarse a las tuyas. Por ejemplo:”Dentro del área de marketing pude desarrollarme en torno a objetivos, ya que siempre he trabajado en base a resultados”.

–         Por último, lee tu currículum en voz alta y revisa si la ortografía y redacción son las adecuadas. Seguramente el encargado de leer tus datos pensará que no estás tan interesado en  conseguir el puesto si existen estas fallas.

–         Y muy importante, revisa si el teléfono que incluiste está activo, al igual que tu correo electrónico esté en funcionamiento. Muchas veces dejamos estos datos rezagados en la búsqueda de empleo y de tantas solicitudes que imprimimos de manera mecánica, olvidamos que hay que actualizarlos.

Particulares:

tramites empresa

¿Qué debo incluir en mi objetivo profesional?

El fin de redactar un currículum vitae es en primera instancia conseguir la entrevista deseada, recordemos que el entrevistador revisará tus datos en promedio de 20 a 30 segundos, así que debes impresionarlo rápidamente y saber venderte.

El objetivo profesional es la primera interacción que tienes con el entrevistador para que este no descarte el resto de tu historial. Tendrás que acentuar tus atributos y metas profesionales de una forma inteligente. No uses más de 50 palabras, debe ser conciso y directo sin ser agresivo. No pongas toda la carne en el asador en una oración porque vas a sonar desesperado. Simplemente busca un estilo cordial y discreto, un punto de encuentro entre tus metas y aquello que busca en ti la empresa.

¡Fuera lugares comunes!, esto es frases prefabricadas que pueden sonar aburridísimas y que son impropias, refiriéndose a aquellas que son de corte popular, poco originales y carecen del impacto que los empleadores necesitan, tales como: “Busco una oportunidad desafiante…”

Encuentra palabras clave que puedas incluir en este punto: “trabajo en equipo, tolerancia, optimismo, buen comunicador” son habilidades no cuantificables que le significarán al entrevistador que eres la persona idónea para el empleo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Qué servicios puedo vender para ganar dinero (14 ideas)

Descubre ideas para ganar dinero con servicios que puedes hacer con tus habilidades