consigue tus metas

¿Ya has establecido tus metas financieras? Cuando tienes 20 años es un momento emocionante – finalmente tienes la libertad para establecer tus propias reglas, y ya entiendes el valor de la independencia económica. Sin embargo, una gran parte de esa independencia es ser capaz de ser autosuficiente económicamente.

Es una sensación fantástica saber que estás en el camino correcto en el manejo del dinero y ahora es el momento perfecto para empezar a trabajar hacia la seguridad financiera.

Dale un vistazo a estas metas financieras que deberías tratar de lograr antes de los 30:

1. Esfuérzate en pagar todas tus deudas:

Esto significa todo, los préstamos estudiantiles, tarjetas de crédito y el pago del vehiculo. Todos estos pagos van con interés, y algunos de los intereses son muy altos. Centrarse en saldar estas deudas primero; ya que las amortizaciones e intereses seguirán chupando tu dinero hasta que no se paguen totalmente. Saldar primero las deudas que tienen altos intereses te ahorrará dinero a la larga.

2. Crea un presupuesto mensual:

presupuesto

Ahorrar y pagar deudas es mucho más fácil cuando tienes un presupuesto y un plan de pago. Cuando tengas un tiempo libre, siéntate y escribe todos tus ingresos y gastos. Agrúpalo todo,  dinero para alquiler, facturas, comida, entretenimiento, suma las deudas y los ahorros.

Cuando organices tu presupuesto y veas la cantidad de dinero que tienes para gastar, notarás que está ahorrando dinero sin tener que pensar demasiado en ello.

3. Deja de hacer gastos de forma impulsiva:

Los gastos impulsivos pueden disminuir tus ahorros y desperdiciar tu dinero en cosas inútiles. Antes de que te compres algo, hazte estas preguntas; ¿Necesito esto de verdad? ¿Por qué? ¿Estoy pagando por esto con mi paga semanal, o con mis ahorros? Intenta posponer ese gasto, si es verdaderamente importante, tarde o temprano lo comprarás. De esta forma sabrás si es necesario de verdad.

4. No pierdas de vista tus metas financieras:

Es probable que ya tengas planes para avanzar en tu carrera profesional o en tu negocio y ganar más dinero, tener presente estos planes y trabajar en función de ello puede ayudarte a alcanzarlos, así como motivarte a trabajar en esas metas. Intenta establecer un límite de tiempo límite para alcanzarlos, de esta manera puedes comprobar que tan cerca de encuentras de lograrlo.

5. Olvídate del lujo:

La gran mayoría tiene sus lujos o caprichos. Rastrea tus gastos durante un mes e intenta rescatar cualquier  cantidad de dinero que este siendo desperdiciada con este tipo de cosa.

Por ejemplo, muchas son los que compran comida fuera o un café todos los días, pero cambiar estos hábitos puede marcar una gran diferencia en tus cuentas a fin de mes. Trata de recortar los lujos y ahorrar ese dinero en su lugar. Mantenlos como recompensa por tus ahorros y no como un gasto frecuente.

6. Paga tus facturas a tiempo:

Uno de los objetivos financieros más importantes es pagar tus cuentas a tiempo. Tener facturas impagadas te dejarán con unas malas referencias para el futuro, y que se pueden acumular y convertirse en algo aún más difícil pagar. Trata de mantenerte sobre el marco de tiempo estableciendo un pago automático para que nunca te atrases. Puede que te interés ver: Libre de deudas: Pagar nuestras deudas y no morir en el intento

planificar ahorro

7. Ten ahorros de emergencia que igualen a 6 meses de gastos:

Puede parecer una gran cantidad de dinero, pero tendrás suficientes ahorros para cubrir seis meses de gastos. El futuro es incierto, y te se sentirás menos estresado/a si sabes que tienes un fondo de seguridad para los peores escenarios que te puedan ocurrir, como un despido repentino.

Intenta también poner tus ahorros en una cuenta de alto rendimiento para beneficiarte económicamente de esto.

8. Ahorrar para una casa:

No es esencial ahorrar para una casa desde de los 20, y si encima no has pagado todas tus deudas nos es buena idea. Ahorrar para una vivienda propia es cierto que lleva mucho tiempo y cuanto antes empiece mejor, pero antes debes ser capaz de tener unas finanzas estables y libres de deudas. De lo contrario, sacrificarás mucho de tu calidad de vida.

9. Invierte con cabeza:

Invertir es una manera útil de incrementar los ahorros, pero ser sensato si vas a invertir. Buscar el asesoramiento de profesionales capacitados y apóyate en esto cada vez que tomes decisiones. Trate de tener tu propio criterio, también, hay que entender todos los procesos en los que estemos interesados para tomar buenas decisiones.

10. Ahorrar para la jubilación:

Aunque el ahorro para la jubilación puede ser algo que podrías aplazar durante otra década más o menos, no estaría mal apartar una pequeña cantidad de dinero cada mes, puede que esto marque una enorme diferencia dentro de unos cuantos años.

No tiene que ser mucho en este punto, echa un vistazo a tu presupuesto y ver cuánto tienes.

Una regla general es intentar ahorrar el 5% de tu salario, y ve subiendo lentamente hasta el 20%.

También te puede gustar

5 claves para empezar a escribir un plan de negocios

Como hacer un plan de negocios sencillo inspirándote en estos sencillos consejos de esta forma comprobaremos su funcionamiento.