La crisis económica ha vuelto a desatar la fiebre del oro y este metal se ha convertido en uno de los activos más cotizados. El precio del oro mantiene su tendencia alcista beneficiado por las condiciones económicas y su papel como valor refugio.

Comprar oro suele ser una de las primeras alternativas en tiempos de crisis. En la actualidad existen diferentes opciones para invertir en oro y no todas implican la adquisición física del metal.
Quienes tengan apego al oro físico, también se pueden comprar lingotes de oro e incluso invertir en monedas de oro o joyas. En el caso de los lingotes surge el problema de la custodia y transporte, por lo que muchas personas por los  certificados de depósito sobre oro. En realidad sólo se trata de un papel que certifica que se es poseedor del oro, lo que elimina el gasto de transporte y mantenimiento, además de hacer su custodia algo más llevadera.
Se puede comprar oro en empresas especializadas en el sector,  se vende en lingotes y generalmente los lingotes de oro más pequeños suelen estar agotados y hay incluso tiempo de espera, es normal pues los lingotes de menos peso son los que más se venden porque son los más baratos, no todo el mundo puede llegar a pagar lo que vale un lingote de oro de 100 o más gramos, por ello los que mas se venden son los de 20 o 50 gramos.

Si quieres comprar o vender oro pero de manera virtual, o sea, sin tener el oro en tus manos, puedes hacerlo también con el Forex , en este mundo del forex además de operar con divisas se puede comprar o vender también metales preciosos como el oro o la plata y si se sabe manejar los valores del oro y la plata se puede ganar mucho dinero con el forex en este negocio, por supuesto deberás como siempre comprar cuando esté barato y vender cuando suba el precio, lo mismo que con las divisas pero con el oro y la plata, las subidas y bajadas son más lentas que con la moneda, pero cuando se mueven los valores son saltos mas grandes que nos pueden hacer ganar, o perder, mucho de golpe.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Por qué tener un plan de pensiones

Muchos hemos oído hablar de los planes de pensiones y otros productos previsión