mejorar productividad en el trabajo

La cantidad de actividades y rutinas que debes realizar durante el día de trabajo puede que terminen por quitarte el aliento y el ánimo, sobre todo cuando nuestra lista de tareas se hace interminable. Aunque para muchos pueda parecer una pérdida de tiempo, es necesario tomar rutinas que nos ayuden a refrescarnos con el fin de mejorar nuestro flujo de trabajo y ser más productivos a lo largo del día y soportar la presión. Por ello traemos pequeñas rutinas que pueden ayudarte a que seas más productivo/a en el trabajo:

Muchos estudios han demostrado que hacer breves descansos mentales durante el trabajo puede mejorar nuestro enfoque a corto plazo y nos ayudará a fortalecer nuestro punto de atención y de conciencia en las labores que estemos realizando. Las interminables jornadas de trabajo pueden hacer que nuestro cerebro pierda conciencia y atención sobre lo que estamos haciendo y decaiga nuestro ánimo y por consiguiente nuestra productividad.

Lo que podemos hacer para tomar breves descansos durante el trabajo y que renueve nuestra productividad:

estiramientos oficina

– Hacer una caminata de 30 minutos: Puedes salir a dar un paseo alrededor de tu lugar de trabajo, tomar el aire fresco y disfrutar del clima y el paisaje alrededor.

– Hacer una corta pero intensa rutina de ejercicio: sudar un poco y liberar estrés, la adrenalina te puede recargar y hacer que retomes una actividad con más ánimo y energía.

– Tomate 10 minutos para cambiar tus pensamientos: trata de inspirarte en otras cosas de abstraerte, escuchar un poco de música, escuchar un audio libro o mirar algún vídeo estimulante.

– Ordena y prepara tu espacio de trabajo: Trata de Hacerlo lo más minimalista posible y mantenlo limpio y ordenado.

– Desconecta un poco: la tecnología invade todo lo que hacemos y los celulares son como una extensión de la oficina y es habitual estar comprobando a cada momento nuestro email, aplicaciones, recibir llamadas, redes sociales y un sin fin de actividades de trabajo que pueden comprometer nuestra capacidad de concentración y alejarnos de nuestros objetivos. Por ello intenta desconectarte un poco o al menos pasar más lapsos de tiempo sin comprobar la actividad de la red para mejorar tu atención.

– Rompe la pasividad en la oficina: si eres de los que están mucho tiempo sentados en la oficina delante del PC, puede que esto te genere tensión y aunque tomes las posturas adecuadas puede que te lleve al cansancio mental y físico. Por ello es muy recomendable hacer pequeños ejercicios de estiramientos, levantarte cada cierto tiempo o sencillamente quitarte los zapatos para liberarte un poco y sentirte más cómodo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.