iniciar tu propio negocio mientras trabajas

Para muchos, dejar su trabajo actual para iniciar un su propio negocio puede resultar una meta inalcanzable. Y es que con la hipoteca, el préstamo y hasta una familia que mantener, muchas son las personas que no tienen más opción que mantener esa fuente de empleo, mientras que tener tu propio negocio requiere un acto de mucho esfuerzo, dedicación y complejidad. Sin embargo, no hay ninguna razón por la que no puedas hacer frente a otra fuente de ingreso sin tener que dejar tu actual trabajo.

Ni te imaginas la gran cantidad de empresas que han empezado como proyectos paralelos al margen de otros empleos o trabajos, impulsados desde un dormitorio durante las noches y fines de semana. Pero seamos realistas convivir con dos trabajos no será en ningún caso una tarea sencilla, pero a la larga cumplirás tu sueño de establecer tu propia empresa y eso te reportará un gran beneficio y hasta tu propia independencia económica, por ello te ofrecemos ciertos consejos de empresarios que lo lograron:

– Crea un calendario claro y realista:

Es necesario que elabores un calendario claro y realista para la puesta en marcha de tu negocio, rompiendo cada gran meta en unas más pequeñas y alcanzables, de esta forma puede que vayas más lento pero sabrás dónde estás y esos pequeños logros te mantendrán motivado y no sentirás tanta frustración.

Intenta dar prioridad a las tareas más importantes, y aquellos procesos administrativos que pueden llevar más tiempo, tales como la obtención de un seguro, el registro o solicitar la financiación para la puesta en marcha.

– Utiliza los periodos de vacaciones:

Si de verdad quieres poner a funcionar tu negocio tendrás que usar todo el tiempo disponible  y las vacaciones anuales te pueden proporcionar una oportunidad clave para dar un buen empujón a tu proyecto. Si además transformas tus vacaciones de placer por trabajo puede que te ahorres dinero para invertirlo en tu propio negocio. Puede que sea algo duro pero a la larga veras los beneficios de este tipo de decisiones.

– Programa tus rutinas:

organiza tu tiempo

Cualquiera que se haya preparado para un gran examen sabe lo importante que es programar y definir cada hora de nuestro tiempo. Hay que planificar cada jornada y elegir el momento apropiado para cada actividad, incluso programar los descansos para rendir mejor.

Una vez que hayas creado un horario, asegúrate de cumplirlo lo más que puedas. mantener esta disciplina te hará llegar más lejos y cumplir cada meta en el menor tiempo posible.

– Valora obtener apoyo de terceros:

Es probable que siempre pienses en encargarte de todo, pero si realmente quieres poner un negocio sin dejar tu trabajo actual puede que se haga necesario la ayuda de otra persona. Si no quieres asociarte, podrías encontrar un amigo, un colaborador o un mentor que tenga un objetivo similar.

– Contrata personal a la medida de tus posibilidades:

Si tienes unos objetivos claros y definidos puedes valorar contratar a alguien bien sea de forma completa o temporalmente, o para algunas tareas específicas. Incluso puedes ayudarte de empresas de colocación, anuncios de trabajo temporal, etc. Hay mucha gente recién graduada, joven y con muchas ganas de involucrarse en cualquier proyecto.

– Evita mezclar los trabajos:

En estos tiempos con teléfonos inteligentes, tablets e internet, no hay excusas para mantener los dos trabajos completamente separados. Hay que ser cuidadoso y responsable con nuestro trabajo, y es bueno tener cuentas de correo, teléfonos y equipos aparte de la empresa, no utilices herramientas del otro trabajo, así también evitaras interrupciones y conflictos.

 

También te puede gustar

Trabajar como Auxiliar de Jardín de Infancia

Estar al cuidado de los niños es una tarea muy apasionante y sobre todo ver el desarrollo que va desde la infancia a la adolescencia es un privilegio muy enriquecedor, es por ello que conseguir trabajo como Auxiliar de Jardín de Infancia puede ser una opción para aquellas personas que quieran trabajar en el cuidado de los niños y les apasione.