ingresos pasivos

Tal y como se desarrolla la economía, disponer de una sola fuente de ingresos es un riesgo. Cada vez más, las personas que trabajan por cuenta ajena están buscando nuevas oportunidades. Por este motivo, está surgiendo cada vez más la opción de montar una o algunas alternativas, también llamadas planes B. Existen muchas opciones para crear un plan B, algunas a tiempo parcial y otras que implican mucho más trabajo y mayor riesgo. Te propongo y comento algunas de las más habituales:

– Inversiones en bolsa, inmuebles, etc. Requiere de una relativa inversión, por lo que para conseguir la libertad financiera debes disponer de dinero que no necesitas en unos meses o años. Además, requiere de una formación y experiencia suficientes para tener mayores beneficios que pérdidas.

– Trabajar por cuenta ajena a horas (los fines de semana, las tardes, etc.) como un extra a tu trabajo “fijo”. Implica perder horas de tu tiempo libre, y es un trabajo con ingresos completamente lineales, cada hora trabajada vale x euros. Si no trabajas, no cobras.

– Desarrollar un negocio propio. En España, durante el 2009, más de la mitad de los emprendedores que pusieron en marcha su proyecto aportaron la totalidad del capital necesario, siendo el capital medio aportado por el emprendedor de 15.000 euros. Como puedes ver, esto implica una inversión importante y habitualmente unos gastos fijos de mantenimiento relativamente altos.

diversificar ingresos

– Montar una franquicia. Es una opción con un riesgo más controlado que montar un negocio por cuenta propia, porque las empresas franquiciadoras tienen unos datos que les permiten limitar el riesgo, tales como número de habitantes mínimo donde se puede montar una franquicia, situación de otras franquicias de la empresa, situación y número de locales de la competencia, etc. De todos modos, sigue siendo un modelo que implica una importante inversión y unos gastos de mantenimiento elevados, tales como local, stock, personal, etc.

– Asociarte con una empresa de marketing multinivel o network marketing. Es un modelo de negocio también denominado micro franquicia o franquicia personal. Requiere una baja inversión, normalmente únicamente de producto, y los ingresos son residuales. Esto implica que al inicio trabajas y no necesariamente vas a cobrar un precio por hora trabajada, pero que posteriormente, cuando has desarrollado una red de consumidores-asociados, personas emprendedoras como tú, puedes ingresar un dinero de forma recurrente. Es como el trabajo de un escritor: escribe un libro, lo edita, y posteriormente cobra unos ingresos continuos por su venta.

vender mi negocio

– Montar un negocio por internet. Es una opción de muy bajo riesgo, con una inversión y unos gastos fijos mínimos, pero requiere de ciertos conocimientos técnicos, que se pueden aprender en cursos disponibles en la red.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Plan para ser un emprendedor de éxito

Aunque en la vida del emprendedor hay mucha incertidumbres, bien merece la pena poder alcanzar nuestro éxito.