idiomaskkfgrtts455

Si estás pensando en conseguir nuevas oportunidades en el mercado laboral, aprender un nuevo idioma es imprescindible. En realidad, hablar un idioma extranjero con fluidez requiere mucho trabajo duro y práctica. Incluso si estudiamos todos los días, puede tomar años para dominar algunos idiomas, incluso el inglés. Mientras tanto, comenzaremos a sentirnos frustrados por la falta de progreso y nos damos por vencidos. No lo hagas.

Aparte  de ampliar las oportunidades de trabajo con idiomas, hay todo tipo de beneficios asociados con hablar un segundo idioma. No sólo las recompensas intangibles, como ser capaz de conversar con los lugareños cuando estemos de viaje, pero las recompensas psicológicas y de salud también son importantes. Los estudios demuestran que la posibilidad de hablar un segundo idioma puede ayudarnos a realizar varias tareas y prevenir la demencia.

Así que si deseamos cosechar todos los beneficios de hablar un segundo idioma, ¿Cómo podemos aprender inglés y conseguir un buen trabajo sin morir en el intento?

Traemos unos consejos que vale la pena seguir para simplificar el aprendizaje de idiomas.

1. Aprende una palabra al día. Si estas tratando de aprender una gran cantidad de vocabulario de una vez y te sientes abrumado por el gran número de palabras, aprender una palabra al día o varias palabras puede ayudar a construir tu vocabulario.

Puedes hacer esto de dos maneras. Uno, puedes mantener una lista actualizada de las palabras que te gustaría aprender y designar una de ellas cada día. O dos, puedes esperar a que nuevas palabras lleguen de manera orgánica en la conversación, y luego tratar de utilizarlas varias veces.

2. Habla el idioma tanto como sea posible (especialmente con nativos). Realiza un esfuerzo para comunicarte con hablantes nativos. Vas a aprender mucho más en una conversación de 5 minutos con un hablante nativo de inglés de lo que será con otro que no lo es. Trata de pasar el 80% de tu tiempo hablando con las personas que hablan el idioma mejor que tú.

3. Escucha la radio o la televisión en inglés, así como el ruido de fondo. Parte de aprender a hablar un idioma extranjero correctamente es aprender la entonación y el ritmo de las palabras. En francés, por ejemplo, no se puede poner el énfasis en diferentes palabras en una oración para variar lo que quiere decir (como se puede hacer en Inglés). Y es fácil de distinguir a los estudiantes principiantes de altavoces cerca de nativos por la escucha de los que pronuncian francés como es Inglés. El remedio es escuchar el idioma tanto como sea posible.

Trata de escuchar el ritmo de las palabras, cómo se manifiestan en diferentes contextos, y cuáles son las diferentes entonaciones son. ¿Cómo funciona el sonido y la entonación cuando se está emocionado o enojado, o hacer una pregunta acusadora?

4. Busca palabras que no conoces en un diccionario monolingüe. Averiguar el significado de las palabras puede ser difícil en un idioma extranjero, ya que las traducciones directas y precisas no siempre existen. Mientras que obtener la palabra de los objetos físicos, como la leche o el escritorio, puede ser sencillo, conceptos traducción puede ser mucho más difícil.

Al mirar las palabras en un diccionario monolingüe, usted puede asegurarse de que la palabra o frase que elija realmente significa lo que usted cree.

5. Cuando se comete un error, trata de inmediato de corregirte. Cuando escribimos mal una palabra, debemos eliminar la palabra completa antes de volver a escribirla correctamente para reprogramar nuestro cerebro para hacerlo bien la próxima vez. Lo mismo ocurre con el aprendizaje de un idioma. Corregirnos de inmediato repitiendo la frase correctamente, nos ayudará a programar nuestro cerebro para evitar cometer el mismo error otra vez, y solidificar las reglas gramaticales en nuestra mente.

6. Llevar una libreta contigo y anotar las palabras nuevas que aprendes. Si estás en las primeras etapas de aprendizaje de un idioma, este proceso puede ser bastante exigente, ya que estás aprendiendo palabras nuevas todo el tiempo . Pero una vez que llegues a un nivel intermedio o avanzado, el proceso de aprendizaje se ralentiza. En el principio, progresamos fácilmente porque estabas aprendiendo los tiempos verbales simples y las listas de vocabulario útil que se utiliza todos los días – hola, “¿Cómo estás?”, “¿Puedo tener un lápiz, por favor?” – Y pasada esa etapa, el aprendizaje se hace más difícil. Manteniendo un registro de las palabras y apuntarlas puede ayudarte a avanzar a largo plazo.

Aunque no existe ninguna fórmula mágica para encontrar empleo, a pesar de que dominemos algún idioma, lo cierto es que te puede abrir más puertas laborales, por ello no debemos desanimarnos y seguir con nuestro aprendizaje día a día, pronto llegará nuestra oportunidad.

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.