La pregunta más común a la hora de instalar la iluminación de nuestro negocio y hogar es: ¿Interesa instalar led? Hablando en términos medioambientales, la respuesta a si interesa instalar iluminación led es: “sin ninguna duda” y no podría ser otra teniendo en cuenta, que algún caso, la tecnología a la que sustituyen, también tiene más de 100 años.

No obstante, el éxito de una nueva tecnología no se da sólo porque sea nueva, sino porque el ratio coste-beneficio sea mejor que el de la tecnología anterior.

Es comúnmente asumido que los led consumen menos y parece que duran mucho más, pero, normalmente, cuando analizamos la posibilidad de instalarlos en nuestra casa negocio o empresa, nos hacemos un par de preguntas más que pueden hacer que dicho ratio se modifique y que básicamente son: ¿iluminan igual? y, ¿El precio es el adecuado? ¿Puedo conseguir bombillas led baratas para mí?

A día de hoy, hablando de generalidades y no de particularidades, es razonable decir que los led iluminan bien, bien tanto en luminosidad como en reproducción cromática.

Finalmente queda el tema económico, y nuestra recomendación aquí, es que la garantía sea suficiente para que el sobre coste que tiene el led sea pagado con los ahorros generados por consumo eléctrico. Se trata de que si os hace falta 3 años para amortizar la tecnología con las horas que encendéis vuestras luces, la garantía mínima que deberíais aceptar es de 3 años, ya que si se estropease antes habríais perdido dinero.

¿Necesito modificar la instalación para colocar bombillas led?

Es posible que sorprenda esta pregunta porque, casi todo el mundo piensa que se quita una bombilla/halógeno/fluorescente tradicional y en su lugar se coloca el equivalente en tecnología led.

La realidad es que, hablando en términos generales (luces con interruptores normales y sin regulación de intensidad):

Normalmente, lo que va sin transformador como son las bombillas y los halógenos (su nombre técnico es dicroicos) a 220V se pueden sustituir sin mayor problema.

  • Los halógenos (dicroicos) a 12 V, con nuestra tecnología no hay problemas, si compras en otro sitio debes averiguar el tipo de transformador que tienes (electrónico o magnético) porque, ciertos fabricantes tienen problemas con los transformadores electrónicos (las luces parpadean y se acaban fundiendo).
  • Los tubos fluorescentes, NO se pueden cambiar directamente, hay que quitar elementos del plafón y realizar cambios en el cableado. Consúltanos antes, por favor.

Los downlights (son las luces empotradas en el techo, generalmente redondas con luz similar a un fluorescente) depende: hay 5 tipos de casquillos y son todos muy parecidos (pero no son intercambiables). Adicionalmente llevan transformador (de nuevo, puede ser magnético o electrónico). Asegúrate bien. Te recomendamos fervientemente que cambies el donwlight completo (es más barato y va a quedar mejor).

Si tienes luces regulables, te recomendamos que no compres sin preguntarnos porque la instalación y la tecnología es ligeramente distinta.

Tipo de Duración, Consumo, Garantía y Precio

Habrás oído que los led duran varios años o decenas de miles de horas. Esto es una verdad a medias que vamos a intentar explicar:

Una bombilla (o fluorescente, dicroicos, etc) led está formado por 4 bloques básicos:

El emisor de luz (el led propiamente dicho)

El disipador de calor (el led se monta sobre el disipador para garantizar que funciona a temperaturas adecuadas)

El driver (es una especie de transformador electrónico que convierte la electricidad de entrada a lo que necesita el led)

La óptica (el cristal o plástico que lo recubre)

Es cierto que el led (el emisor de luz) tiene esa duración, pero tiene esa duración siempre que funcione en unas condiciones aceptables y esas condiciones dependen de cómo de bueno sea el diseño del disipador. Con un disipador bueno el led vivirá muchas horas con uno malo no tantas….

Adicionalmente está el driver. Es posible que el led dure, pero si el driver no lo hace, la luz no funcionará….

Por tanto, técnicamente, la tecnología led puede superar ampliamente las 50.000 horas, pero con los limitantes anteriores es importante saber qué estamos comprando. Nosotros sólo trabajamos con fabricantes que amplíen el mínimo legal (3, 4 ó 5 años). La mayoría de los fabricantes te dan 2 años.

El problema con la garantía, es que, cuanto más te dure el producto más rentabilidad vas a obtener (es evidente que una bombilla garantizada por 5 años te puede producir 2,5 veces más ahorro que una garantizada 2 años).

El precio, suele estar vinculado al tipo de calidad del producto (driver, disipador, etc) y la potencia lumínica (que habitualmente se traduce a consumo directamente y que no es una relación tan directa, ya que los drivers malos consumen más que los buenos).

Correspondencia potencia convencional con leds

Hay una sencilla regla para calcular la potencia que necesitas en una sustitución led:

Si vas a sustituir un tubo fluorescente, la potencia que necesitas es aproximadamente la mitad o un poco menos (tubos de 60 cm se sustituyen con unos 9W led, de 120 cm unos 18W, etc.).

La misma regla puedes utilizar con las lámparas compactas (bajo consumo, downlight, etc.).

Bombillas incandescentes y halógenas: en Led vas a necesitar entre 8 y 10 veces menos potencia. Así un halógeno de 50W se sustituye con Led de 5-7W, y una bombilla de 100W con Led de 10-14W. Este rango es debido a la tecnología usada en la construcción de los leds.

Ten en cuenta que si varías el color la sensación de luminosidad aumenta o disminuye, por ejemplo, un led “blanco” parece que ilumina más que un led “cálido”.

A día de hoy (ni se espera) no hay tecnología que sustituya un halógeno por menos de 5 W, etc. Por tanto, las sustituciones de led con potencias muy bajas, simplemente no sustituyen sino que iluminan mucho menos (utiliza la misma regla anterior y comprobarás a lo que equivale en potencia convencional)

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

Franquicias del sector de la belleza y la estética para iniciar tu nuevo negocio

Este sector cuenta mucho peso en nuestra economía, lo que puede representar una gran oportunidad de negocio.