dinero extra

Mi padre una vez me dijo una cosa: “Querer es poder” dejando claro que con empeño cualquier cosa puede ser fácil, era un hombre muy inteligente y muy comprometido con el trabajo y de cómo generar varias formas de ingresos y de optimizar cada recurso para invertirlo, con el fin de prepararse para las eventualidades como el ser despedido o cualquier otra contingencia.

Siempre he pensado que una persona que haya planificado de ante mano y con anticipación un posible despido, generando nuevas fuentes de ingresos, estará muy preparado y sabrá aprovechar muchas oportunidades de negocio. Incluso, desarrollar múltiples ingresos puede ser la puerta de salida para ese empleo que quizás no nos guste del todo o estés mal remunerado.

Por ello traigo unos consejos para ganar más dinero extra:

 1. No tienes que dejar tu actual trabajo “de momento”:

dinero online

Puedes imaginarte ser tu propio jefe y tener tu propio negocio, pero hay otra realidad y es que tienes que sobre vivir y cubrir tus necesidades básicas, alimentación, vivienda, etc. Comienza a desarrollar tus nuevas fuentes de ingreso de manera paulatina, sin poner en riesgo esos ingresos de los que tanto dependes, o al menos hasta que puedas cubrir esas necesidades.

2. Reconoce e identifica las cosas por las que tienes gran interés:

Indaga en tus habilidades y talentos o lo que se te da hacer mejor y luego investiga que tipo de ingresos lograrías con esas actividades. Conocer una actividad a fondo y que te apasiones te dará una gran perspectiva para ver donde puedes generar ingresos, nuevas formas para desarrollarlo y no te representará un gran esfuerzo.

3. Lograr nuevas capacidades:

Hacer negocios por internet puede abrirnos nuevas fuentes de ingresos, hay una gran variedad de herramientas y cosas que aprender en este sentido. De igual forma puedes adquirir muchos conocimientos por esta vía, diseño web, diseño gráfico, marketing así como técnicas SEO. Aprovecha el tiempo libre para adquirir nuevos conocimientos en cualquier área relacionada con tu negocio. Plantéate pequeñas metas en cuanto a esas nuevas habilidades que quieres desarrollar.

ingresos pasivos

4. Define claramente tu mercado objetivo:

¿Quién necesita de mi producto o servicio? Aunque requiere de tiempo, es bueno invertirlo en definir nuestro mercado de negocio, cuál es la demanda de servicios, quienes y a qué precio están dispuesto a pagarlos. A la larga enfocarás tus esfuerzos directamente en ese mercado y obtendrás resultados de forma más rápida.

5. Empieza a vender tu producto o servicio lo más rápido posible:

Vender es lo más difícil. Debes desarrollar esa habilidad, enfrentarte a la venta, ver como se mueve el negocio realmente. Esto de dirá si tus estrategias van bien encaminadas o no y tomar correctivos.

6. Combina negocios de ingresos activos y pasivos:

El tiempo es oro y nuestro trabajo en varias áreas puede quitárnoslo. Pero hay que asegurar unos ingresos por un lado y dejar cabida para negocios que no necesiten de nuestra presencia constantemente. Intenta invertir de forma variada y aunque algunas inversiones sean pocos remuneradas tiene un gran valor sino tenemos que dedicar tiempo. Este tipo de ingresos nos darán gran seguridad a la larga para seguir invirtiendo.

 

 

 

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Plan para ser un emprendedor de éxito

Aunque en la vida del emprendedor hay mucha incertidumbres, bien merece la pena poder alcanzar nuestro éxito.