Rate this post

conseguir trabajo en otra ciudad

La tasa de desempleo esta teniendo unas leves mejorías, es una buena noticia y una señal de que las cosas van en la dirección correcta. Aunque esta mejoría no es en todos los sectores, ni en todas las regiones y algunas áreas de trabajo continúan con deficiencia. Esto nos hace pensar en la reubicación hacia estos sectores y buscar otras oportunidades en otras ciudades o provincias de más crecimiento para poder conseguir un empleo. Por ejemplo, el comercio, el servicio público y el turismo están teniendo mayor salida que otros sectores a la hora de conseguir trabajo.

Ante este panorama debemos considerar algunos factores si estamos en la búsqueda de un nuevo empleo o queremos reubicarnos en otras ciudades o provincias más productivas:

1. Número de oportunidades de empleo y trabajo:

Esto es muy importante. Hay que comprobar el número de ofertas de trabajo dirigidas a nuestro campo profesional. De hecho, hay que analizar estos datos aunque sea por un par de meses antes de añadir una ciudad en concreto a tu lista de posibles lugares para reubicarte. Hay que ver cuántas oportunidades están disponibles en tu campo y buscar en las principales bolsas de trabajo el potencial que están teniendo en cuanto al tipo de ofertas. Reduce la búsqueda tanto como te sea posible y así podrás seguir el número de puestos de trabajo que figuran en un par de meses. Esto te dará una visión más clara del potencial de trabajo en esa zona.

2. Los sueldos iniciales:

Si quieres mantener tu estabilidad financiera, es mejor quedarte donde estás. Así que recuerda, que en una ciudad haya bastante oferta de empleo no significa que paguen bien y tengan sueldos competitivos. Por otro lado, hay que ser razonables cuando se trata de satisfacer las expectativas salariales. A menos que tengas años de experiencia y estés muy comprometido en tu campo laboral, no debes esperar de entrada en una nueva empresa un sueldo competitivo. No obstante, si las ofertas ofrecen un sueldo alrededor de la media, entonces podrías considerarlo.

3. Perspectivas de crecimiento de empleo:

emprendedores profesionales

El panorama general debe incluir una clara perspectiva de crecimiento de empleo. Comenzar con un trabajo con un nivel de ingreso medio o ligeramente por debajo no es una mala idea si hay posibilidades de ampliar nuestras habilidades y tener la oportunidad de subir de nivel. Una vez que encuentres un empleo que sea de interés, investiga sobre las posibilidades y el potencial que pueda tener a futuro. Comienza con la página web de la empresa. Normalmente allí puedes encontrar una gran cantidad de información que pueda darte pistas al respecto. Lee todo sobre la historia de la empresa, valores, productos y servicios. Esto te dará una buena idea de lo que puede ser trabajar para esa empresa. Podrías también, recoger la opinión de clientes de la empresa.

 4. Acceso a la vivienda:

Otro punto a estudiar es la situación de la vivienda. Basándonos en el salario inicial promedio para tu profesión, y de forma objetiva, hay que plantearse si podemos permitirnos vivir en esa ciudad. Hay que disipar estas dudas, ya que de ello dependerá nuestra calidad de vida. De nada nos servirá tener un buen trabajo y un buen sueldo si se diluye con altos precios en vivienda o traslados.

Conclusión:

El punto más importante en todo esto es el conocimiento de todos estos factores. Cuanto más sepas, más informado estarás a la hora de tomar tus decisiones. Y aunque el trabajo no es tu vida, juega un papel muy importante en la satisfacción general. Así que si tu situación laboral actual es menos que ideal, ahora es el momento de actuar. Considera la posibilidad de reubicarte en otra ciudad pero toma todos los puntos en consideración. Si encuentras una oportunidad favorable ve a por ello y no dudes en trabajar en otra ciudad.

También te puede gustar

Mejorar la productividad

Posibilidades para mejorar nuestra productividad